Lo más importante es el aire, 28 de julio de 1923. Si sólo tuviéramos la cabeza y no tuviéramos ojos ni oídos, sólo una cabeza cerrada en todo su contorno, entonces sabríamos mucho de nosotros mismos, pero nada del mundo exterior. Lo más importante de lo que llega desde el mundo exterior a nuestro interior, esto es el aire. Ahora bien, el aire también estimula la cabeza, ya tan sólo por medio de nuestra nariz, pero además pasa de una forma muy sutil por nuestros ojos, por nuestros oídos, entra en todas partes. Es el aire el que pone en movimiento la cabeza.