Tantos pequeños hombres, 29 de noviembre de 1922. El interior del oído consta de muchos pequeños canales. En ellos se encuentra la memoria para los tonos y los sonidos, pero también para el ánimo, el sentimiento, la voluntad y la razón. En el oído se encuentran la totalidad de lo anímico del hombre. Llevamos en el oído un pequeño hombre pues el hombre tiene sentimiento, voluntad, razón. Consistimos de muchos pequeños hombres.