La expresión del rostro, 17 de febrero de 1923. Cuando el hombre lleva dentro de sí como impulso un acto bueno, moral, existe hacia el interior una expresión del rosto distinta que cuando se tiene dentro de sí como impulso un acto malo. Es en cierta medida una expresión del rostro fea hacia el interior, si se me permite expresarlo así, cuando el hombre realiza un acto egoísta.