Inicio Temakel  Volver galería El Greco

 

 

  

El entierro del Conde de Orgaz, en la Iglesia de Santo Tomé, pintado entre 1586-88. En primer plano, vestidos con ropas clericales, San Esteban y San Agustín sostienen el cuerpo del Conde de Orgaz. Un niño, seguramente el hijo de El Greco, Juan Manuel, indica el milagro. A la derecha, el párroco de la iglesia, Andrés Nuñez contempla el cielo que,  sobre un conjunto de personajes, se abre. Un ángel conduce el alma del conde, convertido en un niño hacia la parte superior de la región celeste poblada por ángeles, la Virgen María y San Juan Bautista, y Cristo arriba. Como el habitual en el espacio pictórico del pintor cretense la diferencia entre el cielo y la tierra desaparecen.