Inicio Temakel  Volver galería Goya

 

 

  

Ya es hora, uno de los Caprichos de Goya, el número 80, de 1799. El día está por concluir. La luz llega para aniquilar las sombras y lo oscuro; lo cual altera a los monjes-duendes. Una forma de crítica a la hipocresía clerical que alardea de la luz divina cuando en realidad su elemento natural son las tinieblas nocturnas.