Inicio Temakel  Volver galería Hundertwasser  

 

 

 

  

Así como Matisse dio nueva vida a la Capilla del Rosario con sus dibujos y combinaciones de azules y amarillos en los vitrales, Hundertwasser rediseñó la Iglesia de Barnbach. Las obras se iniciaron en octubre de 1987. Los techos fueron pintados con círculos celestes; en los vitrales, Hundertwasser plasmó espirales rojas. Los arcos laterales se sostienen sobre pilares multicolores y, en su parte superior, se exhiben símbolos de diversas religiones: la estrella de David, el candelabro de siete brazos judío, la media luna musulmana, un buda sedente. La variedad cromática de las paredes, techos y la dorada cúpula-cebolla de reminiscencias bizantinas, junto con los pilares y arcos, y los símbolos de intensa presencia, crean un aura de magnetismo y belleza que envuelve a la iglesia. 

 

 

Volver galería Hundertwasser  

 

  ©  Temakel. Por Esteban Ierardo