Inicio Temakel  Volver galería  

 

 

  

Una máscara de Nó, de comienzos del siglo XIX. Los actores del teatro Nó, se vestían suntuosamente, siempre ostentaban una máscara. Las más tradicionales son las de animales o demonios, como la que se muestra aquí, de 25 cm. de alto. El actor del Nó, en el contexto de un teatro sagrado o religioso, es una estatua viviente que sólo debe manifestar fuerzas universales o arquetípicas con la entonación de su voz, acompañado de música. Esta máscara pareciera comunicar una "expresión más allá de la expresión".