Inicio Temakel  Volver galería  

 

 

  

En 1958 Japón firmó tratados comerciales forzados con el mundo exterior; entonces, barcos extranjeros ingresaron en Yokahama y otros puertos. Nació así una colonia extranjera en tierras japonesas. La aceptación de la influencia occidental en el Japón de la restauración Meiji no estuvo desprovista de conflictos. En este grabado de 1861, realizado por Ipposai Hoto, el arte contribuye a expresar el resentimiento para con el occidental invasor. Un luchador de zumo golpea y derrota a un marino extranjero.