Inicio Temakel  Volver galería   Ir a mitología

 

 

 

Isthar, la "benévola" , la máxima diosa del panteón mesopotámico, muestra sus pechos, señal de fertilidad. Y voluptuosidad.  Hermana de Shamash, dios de la luz, y de Ereshkigal, divinidad del infierno Kur. Los sumerios la llamaron Inanna; los asirios y babilónicos la denominaban Isthar. Bajo la denominación de Astarté, se extendió hasta Fenicia, Siria, Palestina y Arabia. Es la antepasada de la Afrodita griega y la Venus romana. En su templo de Erek, la prostitución  era su principal culto. Erek era conocida como "la ciudad de las meretrices sagradas". Y también era diosa de la guerra, en especial en Asiria, donde es esposa de Ashur, dios guerrero y creador del universo. Bajo esta forma era reverenciada en Nínive y en Sippar. En esta función es asimilable a la Atenea griega y a la Minerva romana. 

 

 

Volver galería 

 

  ©  Temakel. Por Esteban Ierardo