Inicio Temakel Volver  Mapa del sitio Contacto    

 

 

    

 

        PUSHKAR:  UN LAGO SAGRADO EN LA INDIA

                                                                                                   

                                                                                                    Fotos y textos de Axel Rivas

 

  

                     

  

   Pushkar es uno de los lugares imposibles de este mundo. No se puede imaginar ni describir, hay que llegar allí, como sea, para percibirla con todos los sentidos.

  Pushkar no es más que un pequeño lago en los montes al borde del desierto del Rajasthan, en la India. Es un pueblo sagrado en extremo, casi no vive gente aquí, TODOS son peregrinos, imbuidos continuamente en un salvaje momento místico que da vida al increíble lugar.

   A toda hora, noche y día, de todos los rincones del pueblo sale música. Rezos, cantos, tambores, campanadas, belleza infinita. A toda hora y de todas partes, infierno extático para el espíritu. Uno puede sentarse a orillas del lago, rodeado enteramente por los gaths y la paz (el lago sólo es invadido por los pájaros que se arrojan para cazar peces), y escuchar sin cesar todo tipo de ritmos y voces amplificados desde los templos, mientras vuelve el día a la noche, entre las voces y vuelos de miles de pájaros.

   En Pushkar está el único templo en toda la India dedicado a Brahma, quien, se dice, eligió a Pushkar como hogar. Y en sus calles todavía se mezclan con la nostalgia unos cuantos hippies en motos y en viaje, anclados en este punto clásico del trayecto. Fue este el refugio de muchos hace tres décadas en ese imperialismo del abandono que hasta aquí los trajo.

   Las fotos del lago y de la entrada al gath principal (rodeada de monos y brahmines) ceden tan sólo escasamente a la fantasía del lugar. Para quien pueda: hay que estar una tarde de este mundo en Pushkar, yo creo no haber salido nunca de allí.

 

 

                                           

©  Temakel. Por Esteban Ierardo