Inicio Temakel  Volver a Galerias historicas   Contacto   Mapa del sitio

     

 

 

 

  YURI GAGARIN: EL COMIENZO DEL INACABADO VUELO AL ESPACIO EXTERIOR

 

 

Yuri Gagarin, antes del despegue del Vostok 1 que lo llevaría al espacio exterior por primera vez en la historia de la humanidad.

 

Presentación

Galería de Imágenes históricas

 

PRESENTACIÓN

    La lanza de fuego ruge. Y se eleva. Lentamente al principio y, luego, con furia y decisión. Tras pasar las altas murallas del aire de la altura, el cohete flota ya en la oscuridad cósmica, vasta, fría, silenciosa.

   Y el primer humano se asoma a la ventana de la lanza ígnea. Emocionado, fascinado, algo tembloroso, contempla por primera vez a una diosa circular, azulada, suspendida. La tierra. La tierra de la esférica belleza.

  Y el primer cosmonauta, mientras el péndulo de su asombro se balancea, se pregunta por la presencia de dios en el universo y por el hecho de si ningún ser inteligente no habría estado ya antes aquí.

  Yuri Gagarin, el primer visitante del espacio exterior, era hijo de un carpintero ruso. Nació en 1934 en una aldea campesina a 160 kilómetros de Moscú. Durante la segunda guerra, los alemanes secuestraron a dos de sus hermanas.

   Luego de la contienda, inició estudios en la Escuela de Aeronáutica. Allí, realizó su primer vuelo en 1955. En 1957, se unió a la Fuerza Aérea Soviética y empezó a pilotear aviones de guerra.

   Comenzó su entrenamiento como cosmonauta en 1959.

  Antes de su histórico vuelo, Koriolov, el padre de la aeronáutica rusa, director del programa de vuelos espaciales de la Unión soviética, le deseo: "que el viento solar te acompañe en tu destino".

  Luego de muchos meses de práctica, Gagarin talló su nombre en el mármol de la historia. Fue el 12 de abril de 1961. Desde su nave Vostok 1, contempló por primera vez nuestro pequeño y brillante planeta azul. "¿El cielo se mira muy, muy oscuro y la Tierra tiene un tono azul?", comentó a la base en Tierra.

  Gagarin tenía 27 años. Su vuelo apenas duró poco más de una hora. De regreso a la atmósfera, se separó de la cápsula y se arrojó en paracaídas.

   Gagarin se convirtió entonces en un héroe de proporciones universales. Rusia saboreaba la ambrosía y el néctar de la gloria entonces.

   Pero el sendero glorioso del histórico cosmonauta fue breve. En 1968, durante una nueva misión, Gagarin sufrió un accidente en el MiG-15 en que viajaba junto con el instructor Vladimir Seregin. El avión se estrelló por causas aún desconocidas. La torre de control perdió el contacto con la aeronave. Sólo luego de varias horas trascendió la tragedia. Gagarin, entonces de 34 años, fue enterrado como un héroe junto a una de las paredes del Kremlin.

    El primer vuelo al espacio exterior de Yuri Gagarin quizá nos entrega, silenciosamente, una cuestión esencial. La llegada al espacio es un movimiento de trascendencia o superación de la tierra como hogar, pero también como prisión, como límite. Flotar en el espacio cósmico sería así algo más que el desplazamiento en otra región de la materia. La proyección hacia el espacio extraterreno sería otro estado de la conciencia, otro umbral de la sensibilidad. Una experiencia cuyo sentido es descubrir y meditar en aquello que excede nuestra propia particularidad terrenal. La humanidad contemporánea tal vez aún no ha cristalizado su viaje hacia el espacio exterior; aún, al menos en su tendencia prevaleciente, el mundo permanece enclaustrado en su diminuta esfera de las marcas de un poder político y económico, sofocante y manipulador. Nuestro tiempo no ha despegado para viajar al afuera. Como lo hizo Gagarin. Aún no experimenta el espacio más allá de sí mismo. ¿Cuándo lo hará...?

Esteban Ierardo

 

GALERÍA DE IMÁGENES

(Muchas imágenes de esta galería pueden ser ampliadas mediante un clic)

 

fotoyurigagarinc.jpg (22099 bytes)

fotoyurigagarinvostokuno.jpg (25538 bytes)

Despegue del Vostok 1

fotoyurigagarinvos.jpg (8231 bytes)
 

 

 

fotoyurigagaring.jpg (25596 bytes)

El recibimiento

 

fotoyurigagarinescafandra.jpg (17968 bytes)

 

fotoyurigagarinff.jpg (25194 bytes)

Gagarin, con Koriolov, en el centro, padre de la aeronáutica rusa, y otros cosmonautas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fotoyurigagarinmonumento.jpg (16405 bytes)

Monumento a Gagarin en Moscu

fotoyurigagarinkorioloff.jpg (14971 bytes)

Junto a Koriolov

 

 

  Izquierda, la perra Laika, el primer ser de esta tierra que en realidad viajó al espacio exterior; derecha, portada del Time con la imagen de un Gagarin pionero y triunfante.

 

 

 

 

         ©  Temakel. Por Esteban Ierardo