Inicio    literatura

 

 

 

 

IMÁGENES FEMENINAS EN TIERRA BALDÍA DE T.S. ELIOT 

Por Karina Falcón

karinafalcone@hotmail.com

(Traducción de The nymphs are departed: Female images in T.S. Eliot’s "The Waste Land" de Karina Falcón)

  "Tierra Baldía" es un trabajo extraordinario que puede ser visto como un enorme rompecabezas hecho de piezas diversas y atemporales en la Historia de la Literatura. A través del poema, el lector puede encontrar pequeñas raciones del Mito que habla de la desolación y miseria; de la tierra baldía. T.S. Eliot cita numerosas palabras de magníficos autores, desde Petronius hasta Milton, cada palabra de ellos tomada parece evocar principios perdidos en el tiempo; elementos que sólo pueden ser devueltos a nuestros tiempos (aún los tiempos de Eliot) a través de la palabra del Poeta: el visionario. Ésta técnica de poner en paralelo el dicho contemporáneo y el dicho Antiguo en una misma corriente de la palabra (en este caso, la Poesía) es llamada "El método mítico". A través de él, "Tierra Baldía" se va hilando en una recolección de rituales que veneran a la Palabra; a los creadores de estos rituales y a la fuente primigenia de inspiración, que aguarda ser renovada para restaurar los ciclos naturales que fueron interrumpidos por el abuso del hombre sobre la tierra.

Las líneas que componen el poema recuerdan desolación. La tierra, que no es más la maravillosa terra firma del Edén, se vuelve el corazón de la imaginería del Poeta. Ahí, una civilización rota es erigida en las necesidades de un nuevo canto, una nueva construcción y su diferente definición. La tierra que pertenece a nuevos tiempos, necesita buscar algo en el pasado para recobrar importancia, para ser de nueva cuenta fértil. Su redefinición requiere inmanentemente la elucidación de la Poesía que le habita; donde es válido decir que el Poeta es aquel que devela la metáfora de su civilización: la Poesía inherente a su tiempo. El Poeta más allá de ser creador es descubridor.

Es válido decir que toda sociedad o civilización tienen una vivencia en común (Identidad Mítica colectiva o Arquetipo colectivo según Jung); donde cada individuo integrante posee una identidad mítica que lo individualiza y es inherente a su identidad colectiva. Esto es, cada habitante dentro de la sociedad vive una experiencia individual y colectiva al mismo tiempo. Así, la civilización encuentra su reconstrucción a través de la vivencia individual vuelta una experiencia colectiva.

"Tierra baldía" rememora el Mito Ancestral de la Fertilidad; los ritos primigenios que hombre y mujer hacían para mantener el curso natural de Vida y Muerte. Se celebra pues al rey/dios que muere en sacrificio y la promesa de su regreso a través de su unificación con la parte femenina. Eliot evoca estas dos partes primordiales de lo masculino y femenino a lo largo de "Tierra Baldía". Por muchos críticos es dicho, que el "Rey Pescador" es el personaje principal dentro del poema, que representa pues la "voz poética" del mismo; que así también representa al rey que muere en sacrificio como una alusión a otros reyes que así lo han hecho: Dumuzi (Mesopotamia) o Jesucristo: ambos muertos y renacidos en una forma ritual. Pero algo sucede en las tierras de las cuales habla Eliot en su poema, éstas no son devueltas a la parte fecunda del ciclo; la naturaleza ha sido interrumpida en su cauce.

Una de las más interesantes cosas en el poema, es la constante alusión a imágenes femeninas, míticas o no. En el principio del poema, digamos en su anunciación aparece la imagen de la Sibila, la Antigua mujer Griega que ilumina el futuro: el destino. Y las palabras usadas por Eliot dan una importante pista acerca del porqué del ciclo interrumpido, del porqué de la desolación continua en la tierra. La sibila dice ""apoqanein qelow" (Quiero morir) y el poema da comienzo. La pista abre paso a una serie de connotaciones para completar el rompecabezas.

La sibila es un símbolo claro de la mujer ancestral, del arquetipo de la mujer vieja y sabía que es grande y poderosa por sus virtudes mágicas. Aquella mujer que en sabiduría puede describir lo que los ojos mortales no pueden ver y lo que a continuación viene; a través de sus palabras que disgregaban el futuro, los habitantes griegos podían prevenirse de asuntos fatales. Sin embargo, la dama vieja evocada al principio de "Tierra Baldía" se encuentra en una jaula y no parece tener el poder que la personificaba en tiempos anteriores. Ella ha perdido poder y en sus palabras se puede escuchar el dolor, el dolor que inicia el Poema.

Posteriormente, otra imagen clave que también evoca al mito: Madame Sosostris, la mujer sabía que también tiene que ver con el futuro pero en distinta forma; a través de imaginería simbólica y pictórica: el tarot. Ahí, la figura del "Ahorcado" aparece. T.S. Elliot escribe: "No encuentro
Al Colgado. Tema la muerte por agua."
Donde "Muerte por agua" es referencia clara a las otras imágenes masculinas mencionadas en el poema. Una ilustración del rey muerto, sacrificado y ahogado.

"El ahorcado/colgado" es el símbolo de aquel que espera, que espera en sacrificio y por decisión propia. Es lo inactivo y todo aquello en expectación, en espera de una mejor situación: de la restauración. Es pues, el suicidio, el momento que aguarda por el bienestar de un futuro.

La ciudad irreal, es aquella que también aguarda un mejor momento. La desolada tierra que abraza un sin número de preguntas: "¿Aquel cadáver que plantaste el año pasado en tu jardín,
Ha comenzado a retoñar? ¿Florecerá este año?"
donde la pregunta habla de la misma poética de la tierra. ¿Florecerá éste año?

En la segunda parte de "Tierra Baldía" otra figura importante aparece, la figura de Philomela, como un símbolo de transformación y metamorfosis;: cuando después de la violación que sufrió se convirtió en un Ruiseñor. Eliot escribe como signo de esperanza:

"pero aún allí el ruiseñor
llenaba todo el desierto con inviolable voz

y todavía ella lloraba, y aún el mundo persigue
"Tiu Tiu" a oídos sucios."

El ruiseñor, así como otras bellas aves, fueron tomadas por los poetas románticos como una reflexión acerca del poeta y de la inspiración de la Poesía. Eliot habla de ésta inspiración y hace una alegoría con Filomela; siendo ella como un ruiseñor, la motivación escondida dentro de la poesia. Siendo Musa; violentada, violada, olvidada y perdida.

En "El sermón del fuego" se hace una evocación a las ninfas y a su patrona: Diana, diosa de la luna. Mientras Eliot describe la ciudad, los lugares y la canción del río Tames, también repite constante que las "Ninfas se han ido", ya no están más con nosotros pienso mientras leo.

Robert Graves, en su libro La Diosa Blanca habla de la pérdida de la Musa; dice que el problema principal reside en los poetas, que han olvidado contactar con la fuente principal de inspiración: la imagen femenina, la Musa. Eliot escribe, en contraparte, los mitos mismos que evocan a sus creadores, John Day, Verlaine, Baudelaire, Shakespeare, Milton, Tensión y Ovidio. Encuentra en las palabras de estos maestros un puente en común, un recuerdo de su propio mundo de metáforas.

En las últimas líneas de "Tierra Baldía" T.S. Eliot encierra su visión y da la última pista del acertijo:

El puente de Londres se está cayendo, cayendo, cayendo.

Poi s’ascose nel foco che gli afina
quando fiam ceu chelidon–Oh, golondrina, golondrina.

En éstas líneas, existe una analogía con el Infierno de Dante y la obra "Pervigilium Veneris" que habla de la diosa Venus preguntándose por su nuevo advenimiento: "¿Cuando mi florecimiento vendrá?... He perdido a la Musa en el silencio, y Apollo (Dios del sol) no me observa ya…". La Musa se pregunta por su nuevo acercamiento a la Poesía y los Poetas. Me parece que Eliot concluye y evoca la pérdida de la Musa como una de las principales causas de la desolación de la Tierra. Su nuevo advenimiento sería, una esperanza para restaurar el ciclo natural hasta ahora interrumpido. Si el puente de Londres y las ciudades irreales se observan infértiles, es debido a la Musa olvidada como fuente primigenia de inspiración. Eliot pone la primer pieza clave para traerla de vuelta. Y Abril, será el más cruel de los meses hasta que un nuevo Poeta se ose a crear verdadera vida en él; hasta que se restaure lo perdido y se vuelva a escribir en inspiración desde la Musa. (*)

(*) Fuente: Karina Falcón, "Imágenes femeninas en la Tierra baldía de T. S. Eliot", texto enviado para su edición aquí por su autora. Se recomienda visita de dos blogs de la autora:
www.entrelunasylunas.blogspot.com
www.scriptica.blogspot.com

 

BIBLIOGRAFIA

Graves, Robert The White Goddess: A Historical Grammar of

Poetic Myth Tr. Luis Echavarri Madrid: Alianza

Editorial,1983

Jung, C.J. "Archetypes of the Collective Unconscious"

Collective Works of C.G. Jung Vol.9 Princeton:

University of Princeton Press, 1968

Keats, John "Ode to a Nightingale" Everyman’s Poetry

London: Everyman, 1996 (P. 58/62)

Reidhead, Julia The Norton Anthology of English

Literature Vol.2 Eight Edition New York:W.W.

Norton & Company, Inc: 2006

Sanders Andrew The Short Oxford History of English

Literature Eight Edition Oxford: Oxford

University Press, 2004