Inicio  Volver Literatura  Mapa del sitio

 

   
   

EL SURREALISMO Y LA POÉTICA DE ARTAUD EN LA MÚSICA EN L.A.SPINETTA

Por M.Victoria Acebal Mallo

 

L.A.Spinetta en la portada de una de sus obras.

 

    Luis Alberto Spinetta es un músico de especial plumaje. Su música sirve de vehículo a un universo lírico que se alimenta de la imaginación surreal, y de la poética del gran innovador del teatro y profundo pensador del arte y la cultura como fue Antonin Artaud. Aquí, M.Victoria Acebal Mallo plasma un convincente y exhaustivo análisis relacional que une el cancionero y la estética musical de este especial artista argentino contemporáneo con la inspiración surrealista y con el camino creativo del autor de los Manifiestos del Teatro de la Crueldad.

E.I

 

EL SURREALISMO Y LA POÉTICA ARTAUD EN LA MÚSICA EN L.A.SPINETTA

Por M.Victoria Acebal Mallo

 

Introducción

   En este trabajo presentaremos las características básicas del movimiento surrealista, haciendo hincapié es su aspecto literario y sus aportes poéticos. Se relacionará luego, estos parámetros con la poesía del cantante y compositor Luis Alberto Spinetta. La hipótesis con la que trabajaremos será que éste músico es un poeta surrealista en nuestros tiempos. Ésta hipótesis se argumentará a través de un breve repaso por su obra, profundizando el análisis en el disco "Artaud" de Pescado Rabioso (Banda liderada por Spinetta en la década del ‘70), homenaje a dicho poeta surrealista. Repasaremos entonces también, la obra de Antonin Artaud, "poeta maldito", y se establecerá las posibles conexiones que a las que remite la obra de "pescado Rabioso"

  SURREALISMO:

  Entre 1921 y 1924, surge en Europa un movimiento que se dio en llamar "Surrealismo". Esta palabra había sido diseñada por Guillame Apollinare, poeta admirado por quiénes fueron los precursores del movimiento, en especial por André Breton, autor del Primer Manifiesto Surrealista. La palabra Surrealismo, en sus orígenes, se aplicaba sólo a cierta forma de escritos poco definidos y de carácter intercambiable.

  Los años de gestación de dicho movimiento coinciden con el auge parisiense del dadaísmo. Éste último, al igual que el surrealismo, era un movimiento vanguardista que se oponía a la consigna del arte burgués de "el arte por el arte", proclamando la libertad a través de práctica constante de la negación. Uno de sus fundadores, Tzara afirmaría entonces: "que cada hombre grite. Hay que llevar a cabo un gran trabajo destructivo, negativo. Barrer, limpiar"(1). La características principales de este movimiento fueron, entonces: la desarticulación del lenguaje y de las formas plásticas, paralelamente a la desacralización de los valores morales. No es menester en esta investigación realizar una análisis exhaustivo del dadaísmo, pero resulta indispensable cauterizar sus lineamientos principales con el fin de establecer los orígenes del surrealismo.

La burla, la provocación y el escándalo por el escándalo característicos de Dadá, no podían perpetuarse ni satisfacer la ambición de los jóvenes que lo conformaban. Su mayor preocupación consistía en cambiar profundamente la concepción de la vida y suscitar una nueva sensibilidad en el mundo. El Dadá, si bien coincidía en estas ambiciones, sólo respondía una inclinación individual, no era más que contradicción, negación y destrucción. El surrealismo es el paso de la negación a la afirmación. Propone una solución que garantiza al hombre una libertad positivamente realizable. Al rechazo total y espontáneo de Dadá, el surrealismo opone a la búsqueda experimental y científica, apoyándose en la filosofía y la psicología. "Opone al anarquismo un sistema de conocimiento"

El surrealismo proclamaba la libertad, entendida desde dos fuentes fundamentales para el movimiento: La libertad individual, del espíritu, de la mano del psicoanálisis freudiano; y la libertad social, revolucionaria, basándose en la teoría marxista. "nosotros proclamamos hace tiempo nuestra adhesión al materialismo dialéctico, todas cuyas tesis hacemos nuestras: primacía de la materia sobre el pensamiento, adopción de la dialéctica hegeliana como ciencia de las leyes generales del movimiento, tanto del mundo exterior como del pensamiento humano, concepción materialista de la historia…, necesidad de la revolución social como término del antagonismo que se declara, en una determinada etapa de su desarrollo, entre las fuerzas productivas materiales de la sociedad y las relaciones de producción existentes (lucha de clases). De la psicología contemporánea, el surrealismo considera esencialmente lo que tiende a dar una base científica a las investigaciones sobre el origen y las mutaciones de las imágenes ideológicas. En este sentido el surrealismo ha atribuido una particular importancia a la psicología del proceso de sueño, tal como Freud la ha explicado."(1)

"...Surrealismo: Puro automatismo psíquico, por medio del cual se intenta expresar, verbalmente o por escrito, o de cualquier otro modo, el proceso real del pensamiento. El dictado del pensamiento, libre de cualquier control de la razón, independiente de preocupaciones morales o estéticas... "

Automatismo:

Delineados los orígenes de surrealismo y sus características esenciales como movimiento, nos centraremos en algunos de sus parámetros claves, para luego establecer la comparación mencionada con el artista argentino, Luis Alberto Spinetta.

Uno de estas claves será entonces el automatismo.

Veamos en qué consiste dicha técnica para le movimiento surrealista.

De octubre a diciembre de 1919, se publican en Littèrature los primeros capítulos de Champú magnétiques, de André Breton y Philippe Soupault: "Indiscutiblemente se trata de la primera obra surrealista (y absolutamente diferente de Dadá), puesto que es el fruto de las primeras publicaciones sistemáticas de la escritura automática… La práctica cotidiana de la escritura automática –a veces nos dedicábamos a ellos ocho o diez horas consecutivas- nos llevó a efectuar observaciones de gran alcance, que sólo más tarde se coordinaron y produjeron plenamente sus consecuencias. (…) Nos encontrábamos en la situación del que pone al descubierto el filón precioso."(2)

La ambición de Breton consistía en "contar con un leguaje que se rehusaba a sacrificar ninguna de las posibilidades conscientes y que se limitaba a ser el vehículo indiferente de las imágenes sonoras, perceptibles con demasiada poca frecuencia en las actuales condiciones del pensamiento, pero perceptibles en el ensueño, en el estado da duermevela, en que yo había llegado a creer que se sucedían sin interrupción. Se trataba de forzar por cualquier medio aquellas imágenes para que tomaran prioridad sobre todas las demás, examinando sin prevención el resultado obtenido."

La técnica aplicada por Breton, se basaba en "poder variar la velocidad le pluma, de modo que se detuviera en "destellos" diferentes." Mediante éste ejercicio, la coherencia de los escrito se suprime para dejar paso a la coherencia de las pulsiones que recoge todas las imágenes perturbadoras, sorpresivas, brindadas por el sueño. "No hay más que un paso de una imagen a la realidad; de pronto podíamos transportarnos, del modo más inesperado, a un nivel absolutamente distinto y desencadenar un máquina de trastornar al mundo"(3)

El automatismo es definido por Breton en su primer manifiesto:

"Ordenad que os traigan recado de escribir, después de habeos situado en un lugar que sea lo más propicio posible a la concentración de vuestro espíritu, al repliegue de vuestro espíritu sobre sí mismo. Entrad en el estado más pasivo o receptivo, de que seáis capaces. Prescindid de vuestro genio, de vuestro talento, y de genio y del talento de los demás. (…)Escribid deprisa, sin tema ni procedimiento, escribid los suficientemente deprisa para no poder refrenaros, y para no tener la tentación de leerlo escrito. La primera frase se os ocurrirá por sí misma, ya que cada segundo que pasa hay una frase, extraña a nuestro pensamiento consciente, que desea exteriorizarse."

El automatismo, constituye el centro de la técnica poética surrealista que más adelante veremos ejemplificada en algunos de sus mayores exponentes y en la obra de Spinetta. Además, esta técnica basada en el azar como método de creación artística, articula otras características específicas del movimiento: el juego el sueño.

El juego:

"El espíritu que se sumerge en el surrealismo revive exaltadamente la mejor parte de su infancia"

En el mismo Manifiesto surrealista encontramos frases como éstas. Incluso cuando Breton introduce cómo uno de los antecedentes de su trabajo al Psicoanálisis afirma: Y ahora llegamos a la psicología, tema sobre el que no tendré el menor empacho en bromear un poco.

El humor, la ironía, quizás una e la herencias de Dadá, son características de las creaciones surrealistas. Representan la protesta contra el orden convencional, la manifestación más neta del inconformismo.

Pero el afán de estos lúdico lo encontramos sobre todo en las técnicas de escritura surrealistas. Sin ir más lejos, su famosos "cadáver exquisito" nos ofrece un ejemplo obvio.

Cadáver exquisito:

'Lo emocionante para nosotros en este tipo de producciones era la certeza de que para bien o para mal, representaban algo que no era posible por el trabajo de una sola mente, y poseían un grado excepcional en la calidad de "devaneo", tan propio de la poesía'. André Breton sobre el Cadáver Exquisito

'La poesía debe ser hecha por todos y no por uno'.

Lautréamont

Por 'cadáver exquisito' se entiende el juego o proyecto colaborativo que involucra a dos o más participantes y que consiste en ir dando cuerpo a un material común –ya sea gráfico o literario-, de forma lineal y sucesiva, partiendo de una palabra, frase, párrafo, texto aleatorio, trazo o bosquejo, que el siguiente participante debe enriquecer con un aporte propio, conociendo únicamente los aportes preliminares.

El juego fue creado y popularizado –a partir de un antiguo entretenimiento de salón- por los miembros de la corriente surrealista a principios del siglo XX y recibe este nombre porque la primera frase del 'juego piloto' fue Le cadavre exquis boira le vin nouveau (el cadáver exquisito beberá el vino joven).

Los teóricos y asiduos al juego (en un principio, Robert Desnos, Paul Eluard, André Bretón y Tristán Tzara) sostenían que la creación, en especial la poética, debe ser anónima y grupal, intuitiva, espontánea y lúdica.

Neruda y Lorca los llamaron 'poemas al alimón'; Nicanor Parra y Huidobro, 'quebrantahuesos'.

Nicolas Calas –vanguardista suizo- sostenía que un cadáver exquisito tiene la facultad de revelar la realidad inconsciente del grupo que lo ha creado, en concreto los aspectos no verbalizados de la angustia y el deseo de sus miembros, en relación con las dinámicas de posicionamiento afectivo dentro del mismo. Ernst observó que el juego funciona como un 'barómetro' de los contagios intelectuales dentro de un círculo de creadores.

Fueron muy célebres los collages verbales de Lautréamont y los cadáveres visuales que se publicaron en los números 9 y 10 de Revolución Surrealista (1927).

Decía Rulfo que no existen más que tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte: para captar su desarrollo normal, hay que saber cómo tratarlos, qué forma darles, sin repetir lo que han dicho otros. En tanto metabolismo continuado de anteriores lecturas, podría decirse que la literatura es en sí misma, un gran cadáver exquisito a partir de temas y preocupaciones bastante simples.

Sumario de principios

  1. El cadáver exquisito es una creación grupal –entendiendo como grupo a dos o más personas-.

  2. El cadáver exquisito debe realizarse como acto lúdico, sin presiones de estilo ni de coherencia de significado. Es más: su voluntad puede ser paradójica, es decir, excluir los significados.

  3. En el cadáver exquisito, lo accidental, lo aleatorio y lo intuitivo desempeñan un papel importante.

  4. El cadáver exquisito debe mantener, en lo posible, carácter de experimento de principio a fin.

  5. En el cadáver exquisito debe suprimirse en lo posible el ego (nombre verdadero) de sus autores, entendiéndose la obra como creación de grupo.

  6. El cadáver exquisito se sustenta en el ensamblaje azaroso de elementos.

  7. El cadáver exquisito puede jugarse durante tiempo indefinido, pero de forma más o menos continua. Los participantes deciden en común cuál es el destino final de la obra y la conveniencia de su término.

  8. El cadáver exquisito expresa el espíritu de un momento de forma artística.

  9. El cadáver exquisito es un híbrido.

Un cadáver exquisito es una máquina de hallazgos compartidos, una llave para abrir los imaginarios. Existen varis tipos de cadáver esquisito:

Cadáver original: se trata de escribir una palabra, frase o sonido en una hoja de papel, realizando un doblez para que el siguiente participante no pueda leerla al escribir la suya. También se llama 'cadáver ciego', dando lugar, en palabras de Breton a 'un texto surrealista obtenido simultáneamente por varias personas que en la misma habitación escriben de tal a tal hora colaboraciones que han de desembocar en la creación de una frase o un dibujo único, al que cada cual ha aportado un solo elemento (sujeto, verbo o atributo; cabeza, vientre o piernas)'. Este cadáver es más aplicable a la poesía, al collage y al dibujo que a la narrativa.

Cadáver con destino: en esta variante se acuerda un principio o final desde el que partir o al que dirigirse, aplicándose el principio de ceguera de la variante original. Presenta ventajas si lo que se quiere es obtener un relato.

Cadáveres de ocasión: fue costumbre entre escritores que mantenían correspondencia 'terminarse' mutuamente los poemas. Neruda solía acabarle poemas a Manuel Altolaguirre –al que admiraba por sus maravillosos trabajos de imprenta-. En la imprenta de Altolaguirre se hicieron cadáveres exquisitos aprovechando herramientas tipográficas.

Bajo el seudónimo común de H. Bustos Domecq se escribió uno de los cadáveres exquisitos más célebres de la literatura: 'Seis problemas para don Isidro Parodi'. Bustos Domecq era el tándem formado por Borges-Bioy Casares.

Cadavre Exquis- Cut up: se trata de realizar un cadáver exquisito, desmontarlo y volverlo a montar utilizando la técnica de cortado y pegado, dando lugar a un texto final puramente surrealista.

El sueño:

"El espíritu del hombre que sueña queda plenamente satisfecho con lo que sueña. La angustiante incógnita de la posibilidad deja de formularse. Mata, vuela más de prisa, ama cuanto quieras. Y si mueres, ¿acaso no tienes la certeza de despertar entre los muertos? Déjate llevar, los acontecimientos no toleran que los difieras. Careces de nombre. Todo es de una facilidad preciosa."

André Breton. Primer manifiesto surrealista

Del juego como uno de los componentes de la actividad creadora de los surrealistas, pasamos al sueño. Según Freíd, así como e niño juega, el adulto sueña.

Al llamarse surrealistas, los poetas que analizamos pretendieron sugerir la existencia de una especie de "realidad absoluta" –una supra realidad"- en la que quedaban conciliados y unificados sueño y realidad. Se propusieron crear una nueva actitud existencial una nueva visión corregida del mundo. "Creo en la futura armonización de estos dos estados, aparentemente tan contradictorios, que son el sueño e la realidad, en una especie de realidad absoluta, en una sobrerrealidad o surrealidad, si así se puede llamar. Esto es la conquista que pretendo, en la certeza de jamás conseguirla, pero demasiado olvidadizo de la perspectiva de la muerte para privarme de anticipar un poco los goces de tal posesión."(4)

Del caos del inconsciente, del sueño y de las manifestaciones intactas y espontáneas del alma se obtiene un nuevo conocimiento, una nueva verdad, un arte que diga algo más a los hombres.

El sueño significa para los surrealistas un contacto con ese mundo profundo del espíritu cuyo contenido exploran. Las imágenes oníricas son valoradas por su calidad en sí, por su pureza, por su autenticidad.

 

Temáticas surrealistas: la Libertad, el amor, la mujer

Libertad:

Como anteriormente se afirmó que, en el surrealismo, se produce una fractura con el movimiento Dadá, sobre todo en la idea de libertad. Ambos movimientos, rechazan los convencionalismos propuestos por la sociedad y arte burgués de la posguerra. Pero el Surrealismo, a diferencia de Dadá, propone una solución que garantice al hombre una libertad positivamente realizable. Destacamos también la doble faeta que la libertad tiene para este movimiento: libertad social, a tarvés d ela revolución social y la libertad individual, de la mano del psicoanálisi. Ambas libertades son necesarias para alcanzar lacompleta libertad del espíritu.

"Únicamente la palabra libertad tiene el poder de exaltarme. Me parece justo y bueno mantener indefinidamente este viejo fanatismo humano. Sin duda alguna, se basa en mi única aspiración legítima. Pese a tantas y tantas desgracias como hemos heredado, es preciso reconocer que se nos ha legado una libertad espiritual suma. A nosotros corresponde utilizarla sabiamente. Reducir la imaginación a la esclavitud, cuando a pesar de todo quedará esclavizada en virtud de aquello que con grosero criterio se denomina felicidad, es despojar a cuanto uno encuentra en lo más hondo de sí mismo del derecho a la suprema justicia. Tan sólo la imaginación me permite llegar a saber lo que puede llegar a ser, y esto basta para mitigar un poco su terrible condena; y esto basta también para que me abandone a ella, sin miedo al engaño (como si pudiéramos engañarnos todavía más). ¿En qué punto comienza la imaginación a ser perniciosa y en qué punto deja de existir la seguridad del espíritu? ¿Para el espíritu, acaso la posibilidad de errar no es sino una contingencia del bien?"(5)

 El amor:

En una época en la que sólo el psicoanálisis o la pasión romántica justificaban el apetito canal o el deseo amoroso, los surrealistas manifestaban una gran provocación o falta de pudor sobre el asunto en muchos de sus relatos. según Sebbag, el amor surrealista desarrolló una nueva sensibilidad ya que mezclaba la dimensión de lo cotidiano con lo de lo maravilloso

La mujer:

Es interesante rescatar para desarrollar el papel de la mujer en la poética surrealista, la posición de Carmen Balzer en su libro "Arte, fantasía y mundo". Según esta autora, los artistas surrealistas ven a la mujer como "la mensajera de Eva, que siempre está más allá de los deseos del varón como tal, Ofic. De vínculo o de puente entre la vigilia y el sueño, es promesa de reconciliación.

La mujer realiza, por lo tanto, la finalidad esencial del surrealismo."(6)

Un ejemplo de las temáticas del amor y la mujer, lo encontramos en "La unión libre", de Breton, que en traducción del argentino Aldo Pellegrini dice en sus primeros versos:

Mi mujer con cabellera de llamaradas de leño

con pensamiento de centellas de calor

con talle de reloj de arena

mi mujer con talle de nutria entre los dientes de un tigre

mi mujer con boca de escarapela y de ramillete de estrellas de última magnitud con dientes de huella de ratón blanco sobre la tierra blanca

con lengua de ámbar y vidrio frotados

mi mujer con lengua de hostia apuñalada

con lengua de muñeca que abre y cierra los ojos

con lengua de piedra increíble (...)

 

El fragmento permite, además, observar algunas de las modalidades del poema surrealista canónico: una fórmula base ("Mi mujer con...") es el engarce de innumerables imágenes que resultan de la libre asociación, mecanismo que aparece explicitado por Breton en uno de los sentidos posibles del título del poema; además, desaparición de la rima, de las mayúsculas, de la puntuación y de las regularidades métricas. La estructura es acumulativa, genera el efecto de "no acabar nunca" y el todo del poema parece surgir de la incesante suma de fragmentos.

 

LUIS ALBERTO SPINETTA RINDE HOMENAJE A ANTONIN ARTAUD

 

"Acaso no son el verde y el amarillo cada uno de los colores

opuestos de la muerte, el verde, para la resurreccion y el amarillo

para la descomposicion y la decadencia?".

Antonín Artaud, carta a Jean Paulhan, París, 1937 (7)

Creo necesario establecer un punto de partida, puntual, preciso en el que se evidencie el encuentro entre la obra del músico argentino Spinetta y el movimiento vanguardista del Surrealismo. El camino (un tanto obvio quizás), lo establece el mismo músico al titular un de sus obras "Artaud". Las conexiones que se establecen entre la obra de Spinetta y la obra surrealistas, por lo tanto, las analizaremos a parir de éste disco, estudiando, qué recursos elige el músico para homenajear al poeta maldito. Antes de comenzar el análisis, detallamos un abreve reseña biográfica de quién este poeta francés, a modo de ubicación contextual.

 

ANTONIN ARTAUD. El poeta negro

(Francia, 1896-1948)

El mundo fisíco todavía está allí. Es el parapeto del yo el que mira y sobre el cual ha quedado un pez color ocre rojizo, un pez hecho de aire seco, de una coagulación de agua que refluye.
Por Antonin Artaud

Publicado en "La Révolution Surréaliste", Nº 2 (1925)

Uno de los espíritus mas libres y dinámicos que haya dado el teatro y la poesía contemporánea, Antonin Artaud. Nacido en Marsella el 4 de septiembre de 1896, fue su padre un armador de la ciudad casado con una mujer de ascendencia griega. Estudiante aún en el colegio del Sagrado Corazón, el joven Antonin sufrió sus primeros delirios con tan solo 16 primaveras, por aquellos mismos días acababa de descubrir la poesía. Tras permanecer 6 años recluido, la mejoríaque experimenta en 1918 le permite volver a la calle. Reúne sus primeros versos bajo el título de 'Trictac del ciel' (1924). A raíz de la publicación entra en contacto con André Breton, quien acaba de hacer público a su vez el primer manifiesto surrealista.

Antonin Artaud, entonces, a quien sus desarreglos han llevado a esa zona del espíritu a la que apunta Breton, "donde la vida y la muerte, lo real y lo imaginario, el pasado y el futuro, lo de arriba y lo de abajo, dejan de percibirse contradictoriamente", se convierte en uno de los adalides de la Revolución Surrealista.

 

Poeta negro, de El ombligo de los limbos

"Poeta negro, un seno de doncella

te obsesiona

poeta amargo, la vida bulle

y la ciudad arde,

y el cielo se resuelve en lluvia,

y tu pluma araña el corazón de la vida.

 

Selva, selva, hormiguean ojos

en los pináculos multiplicados;

cabellera de tormenta, los poetas

montan sobre caballos, perros.

 

Los ojos se enfurecen, las lenguas giran

el cielo afluye las narices

como azul leche nutricia;

estoy pendiente de vuestras bocas

mujeres, duros corazones de vinagre. "

 

LUIS ALBERTO SPINETTA. ¿Starosta, el idiota?

 

A Starosta, El Idiota

(Luis Alberto Spinetta)

Bocas del aire del mar

beban la sal de esta luz para sí

ya coman en la eternidad

algo se va a ahogar

es este ardor

y es esta la fiebre del que espera

frente al despertar

vámonos de aquí

 

No llorés más ya no tengas frío

No creas que ya no hay más tinieblas

Tan sólo debes comprenderla

Es como la luz en primavera Es como la luz en primavera

Altas mareas del sol

llenan sus bocas con él

el idiota

ya nada puedo hacer por él

Él se quemará mirando al sol

y es esta la historia del que espera

para despertar

Vámonos de aquí.

 

Los Primeros pasos fueron la construcción de su propio reino. En esa nueva tierra el primer estandarte que plantó fue Almendra.A fines de la década del sesenta, Almendra mostró un estilo honesto, singular y sin compromisos. Su música era esencialmente ciudadana, con reflejos de bossa-nova, aires de jazz e influencias tan dispares como Los Beatles, Waldo de los Ríos y Astor Piazzola. Su Poesía parecía inagotable y presentaba asombrosos picos de creatividad con un lenguaje transparente y tierno.

Con el tiempo, Luis Alberto Spinetta iría mudando de piel, y sus treinta años de trayectoria ofrecen un universo de personajes que van más allá de Ana, Fermín y Laura Ahora es posible rastrear a Starosta, Beto, Maribel y Ludmila. Tampoco alcanza con mencionar a Rimbaud y Cortázar, Porque es imprescindible nombrar a Nietzsche, Artaud, Castaneda y Foucault.

"Una guitarra que aúlla -escribiría muchos años después- es un acople que recoge tanto margen de nuestras propias vidas que ya es todo. Y cualquier cosa que uno ame".

Así, los principios del setenta lo ubican en el grupo Pescado Rabioso, el eslabón que une la dulzura de Almendra con la agresividad y los riffs de Invisible. Después vendrá el momento de sumergirse de lleno en el nuevo idioma Musical del jazz-rock, y finalmente la hora de formar Spinetta Jade, el único conjunto con quien realizó cuatro discos consecutivos.

La primera de las relaciones ha sido presentada. Elegimos para establecer una comparación el poema de Artaud, "poeta negro" y de Spinetta "A Starosta, el idiota".

En una entrevista para la presentación del disco de Pescado rabioso (1973), que lleva el nombre del poeta como título, Spinetta declara:

"Starosta no es nadie y a la vez somos todos. Es un nombre que nos llamaba la atención con Emilio (Del Guercio), desde muy temprano. (Se ríe). Cuando yo era chico había unas figuritas que se llamaban Starosta y también una marca de cucuruchos para helado. En la letra del tema no menciono ningún apellido pero a la hora de ponerle un título me acordé de Starosta... como si fuera un Spinetta exagerado que termina siendo un idiota. En la canción le hablo a esa parte idiota que tengo: ‘no llores más, ya no tengas frío / no creas que ya no hay más tinieblas.’"

Hay una cierta autocrítica o autoevaluación en ambos casos. Cuando, en esta misma entrevista, a Spinetta se le pregunta qué libros de Artaud lo inspiraron, el músico afirma: "Los dos más importantes, que tienen que ver con el disco, son Eliogábalo, el anarquista coronado y Van Gogh, el suicidado por la sociedad. En realidad Eliogábalo me había impactado mucho más pero no lo podía transcribir a la temática del disco. Luego el Van Gogh de Artaud me llevó a leer las cartas de Vincent Van Gogh a su hermano Theo, de donde están sacadas varias imágenes de la ‘Cantata de puentes amarillos’"

Esta afirmación nos invita a una segunda comparación: Las cartas de Van Gogh a su hermanos Theo con la famosa canción "cantata de puentes amarillos".

 

Cantata de Puentes Amarillos

Todo camino puede andar

Todo puede andar...

Con esta sangre alrededor

no sé que puedo yo mirar

la sangre ríe idiota

como esta canción

¿ante qué?

Ensucien sus manos como siempre

Relojes se pudren en sus mentes ya

y en el mar naufragó

una balsa que nunca zarpó

mar aquí, mar allá

En un momento vas a ver

que ya es la hora de volver

pero trayendo a casa todo aquél fulgor

¿y para quién?

Las almas repudian todo encierro

las cruces dejaron de llover

sube al taxi, nena

los hombres te miran

te quieren tomar

ojo el ramo, nena

las flores se caen, tienes que parar

Vi las sonrisas muriendo en el carrousell

Vi tantos monos, nidos, platos de café

platos de café, ah

Guarda el hilo, nena

guarden bien tus manos

esta libertad

ya no poses, nena

todo eso es en vano

como no dormir

Aunque me fuercen yo nunca voy a decir

que todo tiempo por pasado fue mejor

mañana es mejor

Aquellas sombras del camino azul

¿dónde están?

yo las comparo con cipreses que ví

sólo en sueños

y las muñecas tan sangrantes están de llorar

y te amo tanto que no puedo despertarme sin amar

y te amo tanto que no puedo despertarme sin amar

¡No! nunca la abandones

¡No! puentes amarillos

Mira el pájaro, se muere en su jaula

¡No! nunca la abandones

Puentes amarillos, se muere en su jaula

Mira el pájaro, puentes amarillos

Hoy te amo ya

y ya es mañana

Mañana

Mañana

Mañana

 

En este punto es interesante destacar el trabajo de reescritura que realiza Spinetta con ciertas obras y ciertos autores. Ésta característica es, tal vez, una de las cuales lo distinguen de otros compositores argentinos contemporáneos. Sipnetta utiliza tanto obras literarias como pictóricas como método de inspiración. En este caso, Spinetta toma las cartas de Vincent Van Gogh a su hermano, las "digiere" y la lanza como una nueva obra.

Ésta es una actividad puramente artística y, nos atrevemos a decir, surrealista. La actitud de utilizar para la creación algún tipo de "disparador", como lo hacían ciertos pintores del movimiento en su técnica de fortage. Por consiguiente, utilizando este método, Spinetta actúa como un artista que persigue una satisfacción interior y personal. Eduardo Berti, en su libro "Spinetta, Crónicas e iluminaciones, aporta un análisis de las cartas de Van Gogh con la canción del argentino.

"Pero quizás el tema que más impactó al editarse Artaud fue la "Cantata de puentes amarillos" (...).

En cuanto a la letra estaba inspirada en cartas que el pintor Vincent Van Gogh (1853-1890) le escribiera a su hermano Theo (...).

Numerosos párrafos escritos por Van Gogh sirvieron como inspiración poética y -dice Luis- ‘despertaron imágenes en mí’. Por ejemplo:Los ‘puentes amarillos’.

El único puente amarillo que puede observarse en la obra de Van Gogh es un retrato del puente levadizo de Langlois, en Arles. ‘He encontrado una cosa curiosa, como no lo haría todos los días. Es un puente levadizo con un cochecito amarillo y un grupo de lavanderas’, describe Vincent el 20 de abril de 1888.

‘Aquellas sombras del camino azul, donde están / yo las comparo con cipreses que vi solo en sueños’.

Los cipreses eran una de las grandes obsesiones de Van Gogh, como pintor. En un pasaje le confiesa a Theo: ‘los cipreses me preocuparon siempre; quisiera hacer con ellos una cosa como las telas de los girasoles’. Uno de sus cuadros más conocidos lleva por título ‘Camino por cipreses".

‘Mira el pájaro / se mueve en su jaula’, dice otro verso de la canción.

Escribe Van Gogh en una de sus cartas: ‘Un pájaro enjaulado sabe poderosamente bien que hay algo para lo cual serviría, siente poderosamente bien que hay algo que hacer, pero no puede hacerlo. ¿Qué será? No lo recuerda bien: luego tiene ideas vagas y se dice: ‘los demás hacen sus nidos y tienen sus pequeños y los crían’; ése es un holgazán’ dice otro pájaro que pasa, ‘ése es una especie de rentista’. Empero el prisionero vive y no muere; nada aparece por fuera de lo que le pasa adentro; está bien de salud, está más o menos alegre bajo los rayos del sol. Pero viene la estación de las migraciones. Ataque de la melancolía. ‘Sin embargo –dicen los niños que lo cuidan en su jaula-, tiene todo lo que necesita’. Pero él sigue mirando, afuera, el cielo hinchado, cargado de tormenta, y siente dentro de sí, rebelión contra la fatalidad. ‘Estoy enjaulado. Estoy enjaulado. Y, por lo tanto, no me falta nada imbéciles. ¡Ah, por piedad, la libertad! ¡Ser un pájaro como los otros pájaros!’"

 

El análisis propuesto por Berti resulta interesante para observar cómo Spinetta utiliza una obra cómo "disparador", además de la conexión con la obra de Artaud (recordemos que le poeta escribe "Van Gogh, el suicidado por la sociedad"). Pero además, es posible ver, en esta canción, las temáticas tratadas por los surrealistas y que hemos descrito al comienzo de nuestro trabajo:

Los sueños:

"vano/ como no dormir"

"yo las comparo con cipreses que ví/ sólo en sueños"

La libertad:

"Las almas repudian todo encierro"

"esta libertad/ ya no poses, nena/ todo eso es en vano"

"Mira el pájaro, se muere en su jaula"

La mujer:

"sube al taxi, nena/ los hombres te miran/ te quieren tomar"

El amor:

"y te amo tanto que no puedo despertarme sin amar/y te amo tanto que no puedo despertarme/ sin amar"

 

En cuanto a esta misma canción, Spinetta varias veces declaró que "en realidad no me importa si se entiende lo que digo. Creo que a nadie le importa si lo entienden o no. En todo caso le importa a un profesor de matemáticas, pero no le puede importar a un tipo que hace música. La música no se entiende". Y sigue: "En cuanto a las letras, lo que pasa es que hemos hecho de las palabras algo para entender, cuando en realidad son aquello que está ahí y suena. Yo uso las palabras como música, pero la paradoja es que te tengo que explicar todo esto mediante palabras".

En estas declaraciones del compositor se adivinan otras dos actitudes surrealistas. La primera, la búsqueda de la satisfacción personal e interior (recordemos la búsqueda de la libertad individual a través de la evocación onírica propuesta por el psicoanálisis). La segunda de las actitudes se refiere al aborrecimiento de la lógica, "La música no se entiende", nos recuerda la famosa frase de Breton en su manifiesto: "Ante todo, ¡al diablo con la lógica!"

Esta actitud antirracionalista, de rechazo a los convencionalismos sociales, de negación, de destrucción que vimos como primordial en el surrealismo, es un rasgo recurrente en la obra de Spinetta, en el mismo disco "Artaud", se incluye la canción "las habladurías del mundo" que se ejemplifica como otro grito de libertad:

 

Las Habladurías del Mundo

Toda toda la ternura me darás

si te ofrezco ser

parte de tu cuerpo

Y ya al acariciarme me darás

los espejos que son de tu día del alma Mientras oigo trinos voces oigo más

son aquellos los dioses que nos escuchan

No estoy atado a ningún sueño ya

Las habladurías del mundo

no pueden atraparnos

Veo veo las palabras nunca son

lo mejor para estar desnudos

Ni ni la anaconda es como el buey

ya no hay más reyes de la selva

Toda toda la ternura me darás

si te ofrezco ser carne de tu cuerpo

No estoy atado a ningún sueño ya

Las habladurías del mundo

no pueden atraparnos

Spinetta explica, a propósito de esta canción que "Entonces se comentaba que yo estaba saliendo con tal o cual mina, o que me picaba; la canción responde a todo lo que se dice de alguien que es famoso, que se hace público. -¿Sería una versión moderna de ‘Se dice de mí’?- Algo por el estilo. (Risas). Pero después del estallido de un secador de pelo". Esta declaración nos "dispara" a establecer nuevas relaciones, Spinetta como vemos, también adopta la concepción de los objetos para los surrealistas. Éstos consideraban que la poesía no sólo corría a través de las palabras sino que se depositaba en las cosas. Sin dejar de notar la ironía y el humor que existe en su afirmación, características ya vistas como arquetípicas del movimiento de vanguardia.

Para finalizar la exposición de la obra de Spinetta, analizaremos una última canción: "Por."

Por

POR

ARBOL

HOJA

SALTO

LUZ

APROXIMACION

MUEBLE

LANA

GUSTO

PIE

MAR

GAS

MIRADA

NUBE

LOBA

DEDO

CAL

GESTICULADOR

HIJO

CAMA

MENTA

SIEN

REY

FIN

SOL

AMIGO

CRUZ

ALGA

DADO

CIELO

RIEL

ESTALACTITA

MIRADOR

CORAZÓN

HOMBRE

RAYO

FELPA

SED

EXTREMIDAD

INSOLACION

PARECER

CLAVO

COITO

DIOS

TEMOR

MUJER

POR

Creemos que esta canción ejemplifica todo el análisis y nos otorga los argumentos necesarios como para caracterizar Spinetta como un poeta surrealista de nuesotrs días.

Desde la disposición espacial de la canción observamos una estructura surrealista. La falta de una coherencia narrativa, aborrecida por Breton, la evidencia de un automatismo en la escritura etc. Es una canción atípica, y se destaca, incluso, en la misma obra del compositor. Se evidencia una ruptura del sintagma y se observa la intención de seguir un juego surrealista. A propósito Spinetta afirma: "Claro [que se produce una ruptura del sintagma], son palabras sueltas. ‘Arbol, hoja, salto, luz, aproximación? Es una lógica medio surrealista. Esa canción la hicimos con Patricia, mi actual mujer (y madre de sus tres hijos), una tarde, en la vieja casa de Arribeños. Como la música ya estaba escrita sólo fue cuestión de que las palabras entraran justo en la métrica. ‘Gesticulador’, por ejemplo, está puesto para que entrara a medida."

 

UNA REFLEXIÓN A MODO DE CONCLUSIÓN

Hemos llegado al final de nuestro viaje. Comenzamos por la presentación de un movimiento vanguardista que surge en la posguerra, y su propuesta de libertad absoluta del espíritu. Observamos detalladamente cómo se construye dentro de este movimiento el camino para alcanzar esta libertad: técnicas de escritura, temáticas tratadas, actitudes. Nos centramos en los aspectos literarios, pero al final de este viaje creemos que necesario recordar que el Surrealismo fue un movimiento que se estableció en distintas ramas artísticas con exponentes en todas ellas: Dalí, Magritte, De Chirico, en pintura; Artaud en teatro; Buñuel, Dalí, en cine; Man Ray, en fotografía; Breton, Eluard, en literatura; y no sólo en Europa sino que se extendió en América Latina: Olivero Girando, en Argetina; De Rockha, en Chile; por nombrar a unos pocos.

Evocamos también, una breve reseña de la vida Artaud y establecimos una comparación de su obra, evidentemente surrealista, con la del compositor argentino: Luis Alberto Spinetta, para luego adentrarnos en su disco, homenaje al poeta.

Producto de una época, el surrealismo se incluyó en el movimiento de las vanguardias del siglo XX. Pero es motivo de este trabajo afirmar, que si bien el grupo de surrealistas que firmaron allá por el año 1924 terminó por disolverse, si bien los contextos han cambiado, aún existen artistas que podemos caracterizar como "surrealistas", Spinetta es uno de ellos. Su poesía, sobre todo en las obras de Pescado Rabioso (pero no únicamente) son verdaderas obras surrealistas. Que abarcan desde las temáticas de libertad, amor, humor, hasta técnicas específicas como el automatismo, pasando por una actitud surrealista. Ésta última es quizás la que nos inspira para realiza este trabajo. El Surrealismo es producto de un tiempo, es cierto, pero la actitud surrealista es una herencia que no debemos despreciar: su afán creativo, su ambición de "supra realidad" de libertad absoluta del espíritu, es un legado que todo artista debe recuperar.

Con el siglo XXI ya entre nosotros, sobran las evidencias de que ésta actitud comienza a olvidarse, por eso es necesario rescatar aquellos que han aprendido la lección. Aquellos poetas, como Spinetta que, en nuevo contexto, ante nuevas realidades, evocan una solución "surrealista", una inspiración creativa de esta índole, porque entienden que aún son necesarias.

En un viejo reportaje, Pedro Aznar definió a Charly García como un periodista y a Luis Alberto Spinetta como un poeta. Tal es la impresión generalizada, pero es justo señalar que -como todo poeta (no sólo surrealista)- Spinetta también ha funcionado como antena de nuestra sociedad y de nuestro mundo. (*)

 

 

 

(*) Fuente:  M.Victoria Acebal Mallo, "El surrealismo y la poética de Artaud en la música L.A.Spinetta", texto realizado en el contexto de la materia Principales corrientes del pensamiento contemporáneo de la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, en 2005.

NOTAS

  1. De Micheli, Marcos, Las vanguardias artísticas del siglo XX, Ed., Buenos Aires,. Declaraciones de André Breton en una entrevista dada en 1935.

  2. Declaraciones de Andre Breton

  3. Declaraciones de Louis Aragon en Garaudy, Roger, L’ Itinéraire d’Aragon, París 1961

  4. Breton, André, Primer Manifiesto surrealista

  5. Breton André, Primer Manifiesto Surrealista

  6. Balzer Carmen, Arte, fantasía y mundo, "Capítulo II", Editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1975.

  7. Esta frase de Artaud se encontraba en la contratapa del disco (ver imagen). Otra característica interesante del disco, que remite q su inspiración surrealista, es su forma. El envoltorio, no era un sobre cuadrado de cartón, como se columbraba entonces para los discos de vinilo, sino que éste sobre, contaba con una forma totalmente irregular, imposible de ubicar en las bateas de las piquerías

 

Bibliografía.

  • Balzer Carmen, Arte Fantasía y mundo, Editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1975

  • Breton André, Manifisto surrealista, 1924

  • "La Révolution Surréaliste", Nº 2 ,1925

  • Historia del arte, Salvat Editores para "La Nación", Barcelona, 1994

  • De Micheli, Mario, las vanguardias del siglo XX, Ed Alianza, Madrid, 1999

  • Fernandez Moreno, César, América Latina en su literatura, Ed s XXI, 1972

  • Berti, Eduardo, "Spinetta, Crónicas e iluminaciones".

Páginas web:

 

 

 

   ©  Temakel. Por Esteban Ierardo