EL CAÁ PORÁ

Criatura fantástica y ambigua oriunda de las selvas de la región del Guairá, que abarca el noreste de Argentina, sur del Brasil y el Chaco Paraguayo. Su nombre en guaraní se traduce como “fantasma del monte” (de caá, “hierba”, “bosque”, y porá “fantasma”). En su versión argentino-paraguaya se lo describe como a un gigante velludo y espantoso que porta siempre una tibia humana, a través de la cual devora a los viajeros desprevenidos, absorbiéndolos. No obstante, se han mencionado casos en que no sólo ha dejado marchar a su víctima, sino que le ha regalado piezas de caza o piedras preciosas como esmeraldas o turmalinas extraídas de las riberas de los ríos junto a los cuales suele vivir.

En la región brasilera de Rio Grande do Sul, en cambio, es un hombre alto y fornido, pero de apariencia agradable, guardián y protector de los animales de la selva. Si un cazador lo invoca cortésmente, solicitándole su permiso para cazar una presa para alimentarse, puede ayudarlo a conseguirla o incluso proporcionársela él mismo, pero si se pretende cazar a sus espaldas, atacará a garrotazos al cazador y a sus perros, permitiendo que el animal se ponga a salvo." (*)

(*) En El mágico mundo de los duendes, Roberto Rosaspini Reynolds, Buenos Aires, Ediciones Continente.

           Inicio Temakel      Portada Mitos y leyendas ancestrales