LOS HOBGOBLINS  

"Constituyen la etnia feérica más variada de todas las islas Británicas, especialmente en Inglaterra y Giles, a tal punto que muchos de los recopiladores e investigadores entre los siglos XVll y XVlll utilizaron el término hobgoblin como sinónimo de fairy, que en inglés involucra a todas las razas de “gente pequeña”.        lncluso durante el apogeo del puritanismo inglés (siglos XV a XVl y más), las palabras hob, hobthrust y hobgoblin se utilizaron corrientemente para identificar a los espíritus malignos asociados con el demonio, y al mismo Satanás. Sin embargo, la teoría más difundida en la actualidad es que hob es el nombre genérico de un clan de espíritus bondadosos, aunque eventualmente traviesos y caprichosos. Según el clan y la región que habitan, su descripción varia, pero en general miden entre 30 y 50 cm de estatura, son de piel oscura y van desnudos o vestidos con ropas pardas muy ajadas; son muy fornidos, lo que los hace peligrosos si se logra enfurecerlos. Si su enojo no es tan grande, suelen esconder cosas necesarias como llaves, enseres de cocina o ropas; en estos casos, es preciso dejar en el estante de la chimenea, lugar preferido del hobgoblin cuando reside en una casa, un trozo de pastel recién preparado y un bol de leche o crema. La señal de que se le ha pasado el enfado es que arroje lo robado al suelo, junto a los pies del ama de casa." (*)

(*) El mágico mundo de los duendes, Roberto Rosaspini Reynolds, Buenos Aires, Ediciones Continente. 

     Inicio Temakel    Portada Mitos y leyendas ancestrales