El surrealismo en el teatro posmoderno, por Karina Maestrojuan

strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.

Imagen de una representación de la Fura dels BausEL SURREALISMO EN EL TEATRO POSMODERNO
Por Karina Maestrojuan

 

Introducción

El presente proyecto tiene como marco de referencia las vanguardias artísticas surgidas como respuesta y reacción frente a la crisis del siglo XX, y en particular al movimiento surrealista con el fin de encontrar sus marcas específicas en las producciones teatrales actuales.

El comienzo del siglo XX es el período en el que, el mundo, se tornó tangiblemente desencantado; dado que el avance tecnológico – científico y la racionalidad lejos de cumplir los ideales burgueses chocan de lleno con la sed ambiciosa e imperialista del ser humano.

Las vanguardias aparecerían como formas puramente reaccionarias, críticas y contestatarias, donde se cruzarán ideales culturales, artísticos, sociales y políticos de gran envergadura.

Así el dadaísmo, el expresionismo, futurismo y surrealismo entre otras; dejarán una huella que históricamente marcará las producciones artísticas del siglo XXI.

El recorrido comienza entonces con una breve descripción del auge y objetivos de las vanguardias en general para arribar a un ámbito cada vez más específico. Se pasará entonces a tocar de lleno al movimiento surrealista, y, como la búsqueda se centra en las particularidades, este trabajo no ahondará en sus producciones y protagonistas más conocidos; como Miró y Dalí en la pintura, o André Bretón en la poesía, sino en la propuesta surrealista del teatro. Es allí donde nos sumergiremos en la propuesta teórica de un personaje surrealista y por demás inquietante: Antonin Artaud y su propuesta: el Teatro de la Crueldad.

Como de leer huellas es de lo que se trata, el proyecto busca reconocerlas en las propuestas del Teatro experimental y vanguardista actual con grupos como "La Fura dels Baus", "Fuerza Bruta" y "De la Guarda", en donde consciente o inconcientemente se estarían llevando a cabo, sino todas, algunas de las propuestas de Artaud.

Para llevar adelante el proyecto, realizaré el análisis de los movimientos actuales a partir del desglose de entrevistas, notas periodísticas y particularmente sus propuestas y formas artísticas extraídas de la página Web de los grupos antes citados.

 

Las vanguardias artísticas

El surgimiento de las vanguardias esta determinado por un caótico momento que marcará y relativizará la idea de progreso de la humanidad. Las promesas de un progreso indeclinable y perpetuo, un progreso hacia un mundo lleno de felicidad gracias a los potenciales científicos y técnicos de un período secularizado. El hombre burgués capitalista, dueño absoluto de la verdad, de la moralidad, buen guardián de la tradición caerá obnubilado por un poder que determinará el primer gran encuentro bélico de la humanidad: la primera guerra mundial y el paso al siglo XX.

El siglo XX comenzará con el estigma de la pérdida de rumbo, de sentido de lo hasta ahí creído virtud. Una gran crisis que provocará la unión de ámbitos que antaño contaban con una autonomía indiscutida: la cultura, el arte y la política.

Esta mixtura será el germen que dará origen a los movimientos vanguardistas contestatarios, en donde la figura del artista estará impulsada por una sed de cambio.

Sus ejes serán la crítica absoluta a la razón, a lo instituido, al hombre burgués, y a la tradición. "Le apesta a las vanguardias el mundo dado, de valores y morales burguesas, y buscan a través del arte un proceso concreto de liberación de la subjetividad creadora y receptora, de denuncia contra las formas consoladoras, sublimadas, "bellas" del arte burgués instituido"(1).

Cada uno de estos movimientos tendrá motivaciones generales y también particularidades que mostrarán de una u otra forma la influencia de personalidades fuertes con teorías que marcarán la historia de la humanidad: Marx, Lenin, Freud y Nietzsche.

Desatarán a través de sus obras un carácter violento como respuesta a un mundo regido por la represión de los deseos enmarcado por el puritanismo y moral burgués, también como expresión y reacción frente a la pasividad, al proceso de industrialización, urbanización y creciente alienación del ser humano. Buscarán entonces, liberar todo el potencial creativo que el hombre burgués se empeña en sublimar.

La crítica a la representación burguesa del mundo se dará en este campo a través de la no consagración del arte como lo bello, sino como la expresión de una nueva sensibilidad que estará en contra de todas las instituciones: los partidos políticos, la Iglesia, los museos, las escuelas, y todos aquellos lugares en donde la regla sea la normativa impuesta por el pensamiento burgués. Enfrentados a todas las formas expresivas artísticas de su tiempo, van a intentar definir una nueva manera de sensibilidad, una nueva imagen critica del mundo.

Hay una lucha por construir un mundo diferente, un mundo donde la verdad sea realmente la realidad y no la construcción desencadenada por un modelo que ya no puede seguir fingiendo la felicidad. De esta forma se dará margen a la aparición de todas aquellas imágenes, figuras, cuerpos, y pensamientos que antes constituían el terreno de lo impensable, de lo que debía quedar oculto. Con un lenguaje que dará rienda suelta a la imaginación, buscarán la provocación y la alteración de lo dado. Así encontrarán la escandalización de la mirada burguesa frente a sus obras. Este acto en realidad, será un logro de las vanguardias, ya que ellas justamente postulan lo irreverente y no quieren ser aplaudidas por el criterio burgués. Lo peor que le podía pasar a la vanguardia era su consagración en el terreno enemigo.

Llevar el arte a la vida, a la cotidianeidad, que todos seamos artistas y podamos expresarnos sin ataduras ni temores, constituyó un ideal vanguardista nunca concretado.

Finalmente las vanguardias han podido dejar una huella en el arte venidero, pero de ninguna manera han podido borrar la autonomía del arte, ni la especificidad del artista. Las vanguardias serán, pese a ellas mismas, consagradas por la burguesía, llevadas a la institución y a los museos.

 

El surrealismo

El movimiento surrealista se inició en 1924, en Francia, momento en que tuvo aparición el Primer Manifiesto escrito por André Bretón. Debemos tener en cuenta que el surrealismo fue conformado por un grupo que ya había sido partícipe de un movimiento fuerte y de gran importancia como fue el dadaísmo.

Las producciones surrealistas abarcarán una gran diversidad de formas de expresión, serán sus campos de experimentación la literatura, la pintura, la escultura, la fotografía, el cine y en menor medida el teatro.

Este movimiento estará fuertemente influenciado por el desarrollo teórico de Freud. Plasmarán por lo tanto, expresiones que experimentan formas de entrada impregnadas por el lenguaje del inconsciente. Aquí por lo tanto se manifestará la necesidad de liberar el instinto y dar rienda suelta a las fantasías constantemente reprimidas por la enajenante representación burguesa de la vida.

De acuerdo con la teoría de Freud, el inconsciente sería la región de la mente que no podemos controlar con la razón, en donde nacerían nuestros verdaderos deseos, fantasías e instintos sexuales. Todos estos tópicos serían presos de un mecanismo represivo que no da pie a que tengan entrada a nuestra mente consciente, aquella en donde reina la moralidad, el pudor y la razón.

Estos elementos, son centro de ataque de este movimiento respecto a la sociedad burguesa, ya que los elementos reprimidos serían aquellos que la misma impugna como temas tabus: incesto, sexualidad, etc.

De esta forma, la razón no sería más que una esclavitud del hombre que no puede dar auge a sus verdaderos instintos por miedo a ser encasillados por locos, depravados o perversos. Por lo tanto, continuando con la teoría freudiana, buscarán el encuentro con el inconsciente a través de la asociación libre y la interpretación de los sueños, como formas de liberar la creatividad, la imaginación y el potencial humano reprimido hasta el momento.

Esta temática también hace que el movimiento reconozca al Marques de Sade como un representante más del surrealismo; por impugnarse en contra de la racionalidad, el pudor y las buenas costumbres burguesas a modo de provocación y sadismo.

En el primer manifiesto André Bretón define al surrealismo como un "automatismo psíquico puro por el cual se propone expresar, sea verbalmente, sea por escrito, sea de cualquier otra manera, el funcionamiento real del pensamiento. Se trata pues de un verdadero "dictado del pensamiento", compuesto "en ausencia de todo control efectuado por la razón, fuera de cualquier preocupación estética y moral" (2).

El automatismo es una táctica surrealista para acceder al contenido inconsciente, de aquí se desprenden técnicas como el "cadáver exquisito" en donde se intentará acceder por asociación libre al contenido de otra forma inaccesible.

En el cadáver exquisito un grupo de personas se reúnen y en un papel escriben frases que luego ocultarán para que el siguiente escriba sin saber qué es lo que expresó la persona anterior; por lo tanto la creación definitiva dará como resultado un texto inconexo, irracional, o en el cual se podrá dar rienda suelta a la imaginación.

La intervención del azar o el automatismo son las formas por las cuales los artistas plasmarán el contenido inconsciente en sus pinturas. Es un movimiento donde entra en juego la acción antes que el pensamiento, ya que éste estaría ligado a la racionalidad y al contenido consciente. Se intenta por lo tanto reducir al mínimo las intervenciones conscientes del artista.

 

Antonin Artaud y el Teatro de la Crueldad

"El teatro de la Crueldad ha sido creado para devolver al teatro una concepción de la vida apasionada y convulsiva; y en este sentido de violento rigor, de extrema condensación de los elementos escénicos, ha de entenderse la crueldad de ese teatro"(3).Antonin Artaud

Si bien Antonin Artaud formó parte del surrealismo, fue desvinculado del grupo por negarse a participar de su movimiento partidario. Sin embargo, luego de su expulsión el artista continuó con un hilo creativo que seguía en sintonía con la ideología surrealista.

En 1933 Artaud escribe el primer manifiesto del Teatro de la Crueldad publicado en la revista "Nouvelle Reveu Francaise". El mismo podría ser reconocido como la creación de un lenguaje teatral rupturista y anti- tradicional.

Artaud en una carta escrita a uno de los directores de dicha revista hizo manifiesta la especificidad del concepto del teatro de la crueldad: "La crueldad es sobre todo necesidad y rigor. La decisión implacable e irreversible de transformar al hombre en un ser lúcido. De esta lucidez nace el nuevo teatro. Todo nacimiento implica también una muerte. Para dar origen a mi "crueldad" será necesario cometer un asesinato. Hay que asesinar al padre de la ineficacia en el teatro: el poder de la palabra y del texto. El texto es el dios todopoderoso que no le permite al verdadero teatro nacer. Al atentar contra la palabra, atentamos contra nosotros mismos. Hasta ahora, es el lenguaje verbal aquello que nos permite comprender al mundo. Y lo comprendemos mal. Al asesinar al lenguaje verbal, estamos asesinando al padre de todas nuestras confusiones. Por fin seremos libres. Esto vale no sólo para el teatro. Seremos hombres libres en todo aspecto de nuestra vida"(4).

En su expresión este Teatro estaría dirigido al hombre como unidad sin valoraciones represivas, un teatro que motiva la creatividad, el encuentro del hombre consigo mismo a través de la utilización de distintos elementos que recrearían un universo de experimentación diferente.

El Manifiesto de la Crueldad da una nueva visión sobre cómo deberían ser las luces, la música, el escenario, y el lenguaje teatral como totalidad distinta a la utilizada y como reencuentro con un Teatro cósmico, no tradicional, en donde el eje se centra en el accionar sobre la sensibilidad.

Artaud, en su desarrollo teatral estaría más ligado a una línea sensitiva de características alejadas del rigor occidental; en el sentido de que, aquí el modelo dualista cartesiano no tendría cabida; ya que habría una unidad no sólo de cuerpo y alma, sino de hombre, interior y exterior conformando un orden cósmico unidimensional. El hombre sería aquí parte de la naturaleza, y pura espiritualidad cósmica. Como destaca Artaud en su manifiesto; "Si el teatro es, como los sueños, sanguinario e inhumano, manifiesta y planta inolvidablemente en nosotros, mucho más allá, la idea de un conflicto perpetuo y de un espasmo donde la vida se interrumpe continuamente, donde todo en la creación se alza y actúa contra nuestra posición establecida, perpetuando de modo concreto y actual las ideas metafísicas de ciertas fábulas que por su misma atrocidad y energía muestran su origen y su continuidad en principio esenciales" (5).

Como se dijo anteriormente; la búsqueda de un lenguaje se vuelve a encontrar aquí con la necesidad del reencuentro del hombre con sus sueños; donde habitaría la verdadera realidad. Es por eso que para Artaud se le debe dar a las palabras la importancia que tienen en los sueños.

Artaud concibe que, el lenguaje teatral ya no pasaría por el lenguaje verbalizado, sino que estaría fuertemente imbricado con la comunicación no verbal y la contextualización de la obra. Es por ello que Artaud reniega del teatro únicamente verbalizado, del teatro con guión tradicionalista y para él, desensibilizado.

Su propósito tiene que ver con despertar la percepción y sensibilidad humana, entonces, el teatro cuenta con una multiplicidad de elementos que conformarían un lenguaje único para llevar a cabo dicho fin. Así es que Artaud propone que en el Teatro debe haber una aparición constante de elementos sorpresa, de novedades; ya sea con elementos –objetos inesperados como máscaras-, o en forma de diversidad musical a partir de la utilización de instrumentos antiguos, nuevos u olvidados, o gritos o movimientos físicos inesperados y repentinos cambios de luz. En cuanto a la vestimenta, postula que debería evitarse el ropaje moderno, y que quizás sería apropiada la utilización de un ropaje milenario a fin de despertar las tradiciones de origen.

Este teatro de la acción postula la supresión absoluta de la sala, reestableciéndose una comunicación directa con el espectador: "(…) ya que el espectador situado en el centro mismo de la acción, se verá rodeado y atravesado por ella. Ese envolvimiento tiene su origen en la configuración misma de la sala" (6). La finalidad, por lo tanto, es provocar la reacción, sacudir al espectador.

 

Teatro Experimental

"No necesitas tomar taxis si evolucionas.

Para avanzar no es preciso crear fronteras entre géneros o estilos.

Basta con abrirse al mundo y cepillarse bien los zapatos"(7).

Se podría vincular el nacimiento del teatro experimental como una forma de reacción y grito de liberación de la dictadura Franquista que habría atado a España durante años a su régimen represivo, moralista y condenatorio.

Cabe recordar que durante los años franquistas muchos fueron los artistas que tuvieron que exiliarse o censurar sus creaciones. A la muerte de Franco en 1975, y pese a él, comienza a regir un régimen democrático, dando esto lugar a que afloren nuevamente las artes en todo sentido.

La Fura dels Baus, Tricicle y Quart 23, entre otras agrupaciones teatrales, que comenzaron como teatro callejero, independiente y no comercial a fines de la década del `70 y comienzos del `80 en España, hacían de cada obra una explosión de creatividad y experimentación. La Fura también fue fuente de inspiración, dando lugar al nacimiento de otras agrupaciones experimentales como Fuerza Bruta y, la argentina, De la Guarda.

Como teatro experimental de vanguardia ,estas agrupaciones fusionan técnicas de otras disciplinas (circo, acrobacia, dramaturgia, etc) , no utilizan argumento, ni escenario, incluyen al espectador como parte creadora indispensable del espectáculo donde prima el simbolismo como forma de protesta y denuncia, la provocación, la comunicación no verbal y la proximidad. De acuerdo con esto; "El teatro experimental no es arte hermético, sino arte puro, que permite a cada espectador poner en marcha un proceso de decodificación que abre su mente y lo convierte en participante activo de un espectáculo. Por su parte, el actor sigue un proceso de crecimiento individual y grupal que lo enraíza cada vez más en el arte del teatro y en su sentido profundamente humano y social. Ambos procesos, el del actor y el del espectador, devuelven al teatro su verdadera y primigenia finalidad: provocar la catarsis que desencadena la conciencia y poner en marcha el verdadero pensamiento, libre de convencionalismos, propio y creativo.(…) (8)."

 

El Teatro de la Crueldad en las Vanguardias Experimentales.

Corría el año 1984 cuando la Fura dels Baus presentó "Acciones" con este sugerente título se hace referencia a un teatro diferente y caótico: un teatro sin guión, un teatro donde las emociones pasan por la experiencia y los impulsos.

En este sentido la obra "Acciones", presenta una sucesión de acciones sin un entramado coherente, lógico y racional. Guardan por lo tanto una pareja sintonía con el sentido de automatismo que postula el movimiento surrealista; en donde prima el "Dictado del pensamiento, con exclusión de todo control ejercido por la razón y al margen de cualquier preocupación estética o moral"(9).

El grupo se vale de imágenes, ruidos, gritos, corridas, saltos que se suceden a la manera de un video clip donde todo se vive como fragmentos, imágenes sucesivas que sólo piden reacción corporal instantánea e instintiva, tanto por parte de los actores como del espectador. Aquí el espectador se vuelve partícipe de la obra a raíz de los constantes e ininterrumpidos motores motivacionales. El teatro así entendido dejaría de dar lugar al pensamiento, para ser totalmente vivencial y corporal. El tacto, a modo de sacudones, corridas y la imprevisibilidad de lo venidero hacen que el espectador pueda vivenciar una realidad y un lenguaje diferente al "impuesto", donde todo se regiría por el cuerpo. Las obras giran en torno a la agresión, el impacto, la violencia física o visual.

La aparición de "Acciones" fue acompañada del primer manifiesto de la Fura: "El manifiesto Canalla"; del cual caben destacar algunos principios que marcan la génesis de este grupo:

"(…) No es un fenómeno social, no es un grupo, no es un colectivo político, no es un círculo de amistades afines, no es una asociación para alguna causa.

Se aproxima más a la autodefinición de fauna que al modelo de buenos ciudadanos

Es un teatro de conducta sin reglas y sin trayectoria preconcebida. Funciona como un engranaje mecánico y genera actividad por pura necesidad y empatía.

No quiere saber nada del pasado, no aprende de las fuentes tradicionales y no le gusta el folklore prefabricado y moderno.

Produce teatro por medio de la constante interferencia de intuición e investigación.

Experimenta en vivo. Cada acción representa un ejercicio práctico, una actuación

agresiva contra la pasividad del espectador, una intervención de impacto con tal de alterar su relación con el espectáculo.(…)"(10).

Un teatro de conducta sin reglas, estaría haciendo alusión a una forma expresiva que liberaría el instinto sin estructuras, que no siente ningún tipo de aprecio por el pasado, ni por la tradición. Cabe recordar que, la impronta surrealista también apela al escape a la tradición, a la modernidad, la ciencia y a la tecnología que han desencantado el mundo; en donde es necesaria una búsqueda de otra realidad, la creación de un lenguaje nuevo en donde se pueda pasar a una verdad diferente.

Al igual que La fura; el Teatro de la Crueldad, buscaba a través del arte la liberalización de la subjetividad creadora y receptora. Liberación que necesita constituirse a través de la critica, la protesta, la violencia, la exaltación de lo instintivo, de lo oculto, de lo onírico (influenciadas por la teoría psicoanalítica freudiana), como liberalización de la forma en la cual opera la cultura establecida que reprime y oculta estas características intimas de los sujetos.

Por otro lado; las obras se presentan en lugares antes impensados para una puesta teatral; como ser polideportivos, galpones, etc.; parecería de esta forma darle una continuidad a la propuesta esbozada por Artaud en su segundo manifiesto, donde establece que sería necesario introducir una noción nueva del espacio usando todos los planos posibles y los grados de la perspectiva en profundidad y altura, y con ello sumar una idea particular del tiempo a la idea del movimiento (11).

En las puestas escénicas de la Fura primará la utilización de múltiples recursos; una pluralidad donde elementos naturales como el agua, el fuego, el aire; compartirían escena junto con altas tecnologías digitales, proyectores, maquinarias, etc.

Del mismo modo sucede en la puestas de "De la Guarda" que con su conocida obra "Villa Villa" dio pie a comentarios periodísticos como el siguiente "(…) vuelve esta increíble experiencia multisensorial de artes combinadas, donde los actores, colgados con arneses, vuelan por sobre las cabezas del público e interactúan con él hasta transformarlo en un protagonista más de la obra. La puesta se desarrolla en una sala sin butacas, donde la música, las acrobacias aéreas y la participación de los espectadores conforman una verdadera fiesta sin mensajes ni verdades, y que apunta directamente a lo corporal y lo emocional (…)(12)."Parecería que lo orgánico y lo inorgánico, lo natural y lo artificial vienen a combinarse ininterrumpidamente para despertar distintos niveles emocionales y sensitivos.

La mezcla de imágenes y ritmos musicales también se convierte en parte indispensable de este entramado donde todos los objetos parecerían ser igual de importantes para la puesta en escena. Otro elemento que conforma este lenguaje y lo vuelve totalmente novedoso es el lugar del público como agente constantemente activo en la escena. Esta particularidad es la que provocaría la mayor ruptura con el lenguaje teatral tradicional en donde la figura del espectador ocupa el lugar de observador pasivo frente a las sucesiones escénicas.

El lenguaje furero rompe con la pasividad del espectador a través de la combinación de esta cuantiosa cantidad de elementos que perturban constantemente la estadía de alguien que pretenda únicamente ser observador de la escena. Aquí no tiene lugar el vouyerismo, ya que gana la reacción instintiva ante la novedad. Tornándose imposible no moverse, no saltar, y por momentos incluso, asustarse.

Desde la página del grupo artístico teatral "Fuerza Bruta", se desprende la idea de inmediatez y fugacidad de la acción teatral: "Es fundamental que nada sea previsible. No le vamos a avisar. La sorpresa no es un efecto, es un estado constante y necesario para la efectividad de la obra. Para modificar profundamente la realidad del espectador. Su realidad. El espectador esta dentro de una realidad extraordinaria. No esta emocionalmente a salvo en ningún momento de la obra" (13). Reacción garantizada ante un espectáculo que al eliminar las barreras entre actores- espectadores también corrompe con nuestra percepción estructurada de los hechos, que al sucederse en forma inacabada e invasiva quiebran definitivamente con nuestras estructuras racionales lógicas para poder actuar el momento.

La provocación y la perversión afloraron también en otra obra de la Fura, titulada "XXX" donde retoman el texto "La Filosofía en el tocador" del Marques de Sade para llevar las fantasías a la escena; representando la iniciación sexual y las orgías se puede leer una vez más pero ahora en el siglo XXI la reconciliación con nuestros instintos y deseos más naturales. El Marques de Sade, surrealista por su sadismo, daría lugar a otra forma de ser y vivir siguiendo los designios de la verdadera ley: la ley natural como antónima a la ley de la razón burguesa.

La Fura dels Baus argumenta que este filósofo "nos sumerge en los fantasmas de nuestra conciencia y las fantasías sexuales que anidan en lo profundo de cada uno de nosotros. Mucho antes del nacimiento del psicoanálisis, la obra de Sade saca a luz las inclinaciones más ocultas del subconsciente humano y las libera de toda atadura moral, para dejarlas fluir con extrema intensidad (...) La obra de Sade es una introspección en el mundo de lo que no podemos controlar, a la vez que el estudio clínico y despiadado de una moral impuesta, artificial e hipócrita contra la que lucha con todo su ímpetu. Porque en el seno de su pensamiento anida un profundo sentido de la libertad, entendida en su significado absoluto"(14).La búsqueda de temáticas que intenten romper con la moralidad y el puritanismo desatando nuestros deseos inconscientes, vuelven a ser un tema recurrente en estas puestas teatrales, igual que lo fue para el movimiento surrealista. Ahora bien, en la actualidad, en donde son abundantes las imágenes de connotaciones sexuales de toda índole y sin filtros, la irreverencia, pasaría por una combinación contextual, histriónica donde la desnudez no estaría únicamente relacionada con mostrar un cuerpo físico, sino por desnudar y hacer públicos los instintos más naturales.

 

Conclusiones

A lo largo de este trabajo se trato de dar cuenta, aunque más no sea de forma mínima, de algunas de las características de lo que hoy se piensa y consagra como teatro de vanguardia, tratando de leer en sus propuestas antecedentes del surrealismo artístico y específicamente del Teatro de la Crueldad creado por Antonin Artaud.

De ninguna manera fue mi pretensión postular que las vanguardias teatrales-experimentales de la actualidad sean una continuidad estricta de las propuestas teóricas esbozadas por Artaud a lo largo de sus dos manifiestos. Sin embargo; si tenía como una de mis expectativas poder comprender algunas de las características que comparten y el significado intrínseco que las mismas podrían implicar.

Así es que a lo largo del trabajo pude dar cuenta de elementos vinculares entre el movimiento teatral surrealista y los teatros experimentales. Por ejemplo, la importancia de la contextualización de la obra. Así como también, la utilización del espacio y del tiempo que a través de usos específicos facilitarían la movilización de la percepción humana. La puesta en escena sin escenario ni límites para el obrar; la proximidad entre el actor y espectador, la comunicación no verbal a través de gestos y ritmos a nivel musical y visual. Todos los elementos entramados con gran violencia e intensidad a modo de provocación desenfrenada.

Uno de los planteos y disparadores de este trabajo fue que para la vanguardia estética, no habría un grupo artístico universal, para siempre, sino que cada época, cada tiempo tiene sus gustos, sus modos y sus formas de expresarse. Así entendida; cada época histórica se valdría de todos los medios posibles para expresar su sensibilidad. Hoy, los movimientos teatrales se valen de muchos elementos tecnológicos que corren a la velocidad de la web.

Parecería que cada vez son más los recursos necesarios que se deben combinar para despertar algo en el hombre. Esto podría sugerirnos que la sensibilidad del hombre occidental requiere en cada momento histórico de mayores esfuerzos para poder liberarse, al menos por un momento de la racionalidad imperante. (*)

 

(*) Fuente: Karina Maestrojuan,  "El surrealismo y el teatro posmoderno", trabajo realizado en el contexto de la materia Principales corrientes del pensamiento contemporáneo de la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, en 2007.

 

Citas

(1) Casullo, Nicolás; Forster, Ricardo; Kaufman, Alejandro, El tiempo de las Vanguardias Artíticas y políticas, Itinerarios de la Modernidad ,Eudeba, 1999. p.68.

(2) Bretón André, "Los manifiestos del surrealismo", Ediciones Nueva visión, Buenos Aires. p 40.

(3) Teatro Aereo/Creative Group, Dementioteka.com , Antonin Artuad, "Teatro de la Crueldad", Primer Manifiesto/ www.dementioteka.com. /

(4) Psikeka, Revista de Psicoanálisis y estudios culturales, "Antonin Artuad".

(5) Teatro Aereo/Creative Group, Dementioteka.com Antonin Artuad, "Teatro de la Crueldad", Primer Manifiesto/ www.dementioteka.com. /

(6) Ibidem.

(7) Fura Dels Baus; "La Fura dels Baus". /http://www.lafura.com/

(8) Poradmin enAbril 15th, 2006, "Laboratorio de Teatro experimental"/.http://www.lostoritos.com.ar/?cat=7/

(9) Bretón André, "Los manifiestos del surrealismo", Ediciones Nueva visión, Buenos Aires. p 40.

(10) La Fura Dels Baus, "Manfiesto Canalla"/ http://www.lafura.com/leng-fur/infoacc.htm/

(11) Psikeka, Revista de Psicoanálisis y estudios culturales "Artaud, Antonin, Segundo Manifiesto" http://www.psikeba.com.ar/recursos/autores/artaud.htm.

(12) Diversita, Revista digital, "De la guarda"/http://www.diversica.com/salidas/archivos/2005/06/de-la-guarda.php/

(13) Fuerza Bruta; "Textos". / http://www.fuerzabruta.net/website/fuerza.html/(14) Fura Dels Baus; "xxx y el teatro experimental". / http://www.furaxxx.com/xxx/espanol/fura/teatrodigital.htm /

 

Bibliografía

-Artuad Antonin, "El teatro y su doble"/ www.dementioteka.com/

-Bretón André, "Los manifiestos del surrealismo", Ediciones Nueva visión, Buenos Aires.

- Buen Abad Domínguez, Fernando "André Bretón (Cadáver Exquisito)". 28-09-2005 /http://www.sincensura.org.ar/masinfo.php?id=245&col=17/

-Caosmosis.acracia.net , Abril, 2007. "El teatro y la crueldad". /www. Caosmosis.acracia.net/

- Carrillo Martínez ,José Carlos, "El teatro 1951-2000". /http://personal.telefonica.terra.es/web/apuntesasr/JoseCarlosCarrillo/LitJCCElTeatro19512000.htm/

- Casullo, Nicolás; Forster, Ricardo; Kaufman, Alejandro, Itinerarios de la Modernidad ,Eudeba, 1999.

-Ceremonias sin telón, Un sitio sobre artes, "El teatro de la Crueldad" http://www.geomundos.com/cultura/ceremonia_sin_telon/el-teatro-de-la-cru...

-De Micheli, Mario; Las vanguardias artísticas del siglo XX,.Ed.Universitaria de Córdoba.

-Diego Viniarsky, "Entrevista a la Fura dels Baus"http://www.ddooss.org/articulos/entrevistas/La_Fura_dels_Baus.htm, publicada en su Revista de Letras El perseguidor, editada en la Ciudad de Buenos Aires

- Diversita, Revista digital, "De la guarda"/http://www.diversica.com/salidas/archivos/2005/06/de-la-guarda.php/

-Ierardo, Esteban; "La continua visibilidad de lo invisible". Magritte, Foucault, Hegel y la pintura del pensamiento", editado en www.temakel.com y en el libro "El agua y el trueno".

-Fuerza Bruta; "Fuerza Bruta". / http://www.fuerzabruta.net/website/fuerza.html/

- Fura Dels Baus; "La Fura dels Baus". /http://www.lafura.com/

- Gonzalez, Juan Carlos, "La Fura dels Baus inunda de «malos espíritus» Bruselas", Diario el mundo, edición digital,http://www.elmundo.es/2000/05/02/cultura/O2N0110.html

- Pareles, Jon, "El grupo De la Guarda, elogiado en Nueva York" ,The New York Times y Clarín http://www.clarin.com/diario/1998/06/22/c-00301d.htm

- Poradmin enAbril 15th, 2006, "Laboratorio de Teatro experimental"/.http://www.lostoritos.com.ar/?cat=7/

-Psikeka, Revista de Psicoanálisis y estudios culturales, "Antonin Artuad". "http://www.rosak.com.ar/autores/artaud.htm

-Teatro Aereo/Creative Group, Dementioteka.com Antonin Artuad, "Teatro de la Crueldad", Primer Manifiesto/ www.dementioteka.com. /

- Wikipedia, la enciclopedia libre, "Antonin Artuad", /http://es.wikipedia.org/wiki/Antonin_Artaud/

- Wikipedia, la enciclopedia libre , "Teatro de la crueldad" /http://es.wikipedia.org/wiki/Teatro_de_la_crueldad/