FERNANDO DINIZ

Nació en Aratu, Bahía, en 1918. Mulato, pobre, nunca conoció a su padre. A los 4 años de edad viajó para Río de Janeiro con su madre que era una excelente costurera. Residían en viejos caserones subdivididos y acostumbraba a acompañar a su madre cuando iba a trabajar en la casas de familias ricas. Desde niño, el sueño de Fernando era estudiar para ser ingeniero. Inteligente, fue siempre el primero de su clase y llegó hasta el primer año científico. En julio de 1944 fue preso y llevado al Manicômio Judiciário, con la acusación de estar nadando despido en la playa de Copacabana. En 1949 es trasladado al Centro Psiquiátrico Pedro II donde comienza a frecuentar el atelier de Museu de Imagens do Inconsciente.
Fernando fue un eterno aprendiz. Su pasión por los libros hizo que estuviera constantemente actualizado sobre los descubrimientos y acontecimientos científicos. Se interesó por la astronomía, química, física nuclear e informática, revelándose como un investigador incansable. Su producción en el Museu es estimada en cerca de 30.000 obras. Fernando murió el 5 de marzo de 1999 a causa de una cardiopatía y cáncer.

  Volver portada principal

      Volver portada Obra solar