Inicio Temakel   Mapa del sitio   Volver Patagonia: poesia e imagen   Volver Pintura

 

 

 

 LA MEMORIA DEL COLOR

La antigua grandeza ona a través de la pintura de Jorge Artus

 

 

Rostro de un indio ona a través de la pictórica del pintor chileno Jorge Artus. Recuerdo a través del poder de la forma y color, de la grandeza de un pueblo extinguido por el acoso del hombre blanco

 

    La escritura suele necesitar largos latidos, extensos tejidos de palabras, para transmitir una idea honda. En cambio, en una imagen pictórica, en un solo brillo de tiempo le es posible al pintor comunicar un universo de estados de la sensibilidad o de la conciencia. Uno de los estados que, en epifanía instantánea, transmite la pintura de Artus es el deslumbramiento y la dignificación de la cultura Selk' nam, o también conocida como cultura ona. En Temakel ya hemos recordado en varias ocasiones la grandeza de este pueblo extinto de los mares de la historia bajo el fuego taladrante de las balas blancas. Su mitología, que giraba en torno al rito del hain, era intensa, extensa, compleja, un astro de alta imaginación. En 1923, el antropólogo austríaco Martín Gusinde convivió con los onas durante su último crepúsculo. Allí compartió con los habitantes de la Isla de la Tierra del Fuego un hain. Aquel ritual perdura hoy a través de sendas fotografías. Una de ellas muestra a dos jóvenes onas preparados para su iniciación. En una de sus obras, Artus se inspira en esa escena inmortalizada por la lente fotográfica para reencender su halo de historia y espíritu mediante un vivaz entramado de colores (primera imagen de la galería). Pero en la pintura hay algo más que la libre recreación de una estampa o un rostro. En los pinceles reverbera también la emoción de una mirada y una respuesta sensible ante el hervidero de formas y seres del mundo. Así, el propio Artus afirma que la pintura puede "transmitir ciertas inquietudes sociales con un carácter de denuncia, pero no una manifestación demagógica o política sino más bien cotidiana, reflexionar con una mirada optimista sobre la humana realidad que a veces se tiende al sol, el atractivo rostro moreno de las mujeres de algún pequeño pueblo austral, la desagradable y prematura - urbana puesta de sol detrás del grisáceo cemento de mi ciudad, o la emoción infinita de reconocer en una cultura como la Selk'nam la dignidad y los valores que se han extraviado, y que debemos recuperar."

    Hace diez años que los pinceles de Artus se mueven inquietos. Mediante el color, el pintor chileno ha iniciado una tarea de recuerdo o memoria de la desvanecida grandeza de un pueblo del extremo sur americano. 

   Las obras que presentamos en la galería que sigue a continuación fueron realizados por Artus en acrílico sobre tela, salvo "Mi musa imperfecta"  plasmada en papel seco sobre papel y con una inspiración en este caso independiente al ciclo de obras de reminiscencias selk' nams. 

   Luego de realizar la carrera de comunicación social, surgió en Artus el deseo de apelar a la magia de la pintura para expresar las formas, generalmente secretas y olvidadas del mundo que nos rodea.

     Gracias a la pintura, aun la noche o el olvido admiten ser convertidos en lámparas de colores vivos.

Esteban Ierardo

Para comunicarse con Jorge Artus:

artus@vtr.net

 

  (Todas las imágenes pueden ser ampliadas mediante un clic)

 

fotoartusd.jpg (34226 bytes)

fotoartusfs.jpg (39669 bytes)

fotoartusgs.jpg (41236 bytes)

 

 

 

 

 

 

fotoartusa.jpg (38926 bytes)

 

 

fotoartusc.jpg (30850 bytes)

"Mi musa imperfecta"

 

 

 

 

   ©  Temakel. Por Esteban Ierardo