Temakel:  Mitología Arte y trascendencia Filosofía Literatura fantástica Historia y simbolismo Aperturas Textos olvidados Patagonia mítica  Caminata urbana  Símbolo y geografía   Viajeros y exploradores Sonidos y cultura Links Este mundo

 

 Inicio    Literatura Cine Música Pintura Teatro    Contacto   Foro de opinion

 

 

 

 

LA CÚPULA SITIADA 

  Los murales de cinco maestros en Galería Pacífico 

                                                                                                       Fotos Andrés Manrique

 

                   

     En 1945, en Galería Pacífico, en Buenos Aires, Argentina, cinco maestros plasmaron su arte en ocho murales en una amplia cúpula. Durante mucho tiempo, aquellos frescos latieron sobre los corredores y salas de un centro cultural. Pero, luego, la lógica del interés comercial rodeó la cúpula radiante de colores. Y entonces el antiguo foro cultural fue devorado por cientos de escaparates, negocios y el flujo continuo de potenciales compradores que ya poca o ninguna atención le tributan a la cúpula de los murales, el titilar de la pasada luz de una casa de la cultura. 

    Los murales hoy sobreviven en su cúpula sitiada por la polución comercial y los miradas que se desplazan hacia el reflejo hiptnótico de una vidriera. Cúpula reducida a mero ornamento, lujoso decorado de fondo. Metáfora del pulso marginal del arte y su etérea altura entre bocanadas de vértigo comercial, consumismo y aceleración. 

   Los murales que perduran en la cúpula sitiada nacieron de las pinceladas de los maestros argentinos Lino Spilimbergo, Antonio Berni, Juan Carlos Castagnino, Manuel Colmeiro y Demetrio Urruchúa.

    Sus obras abarcan temáticas diferentes, logrando una cohesión inigualable de formas y colores. A pesar de los recaudos, los murales tuvieron que ser restaurados dos veces, la primera en 1968 bajo la dirección de Antonio Berni y la segunda en 1991 por un equipo argentino-mexicano. En ambos casos, se mantuvo una fidelidad hacia los materiales originalmente utilizados, los colores primitivos y el espíritu del equipo que trabajó en las pinturas.

     En este momento de Temakel, convertiremos la cúpula sitiada, la cúpula ornamento, en cúpula celebrada por una mirada respetuosa y una serena contemplación. Señal de la perduración del arte en su altura esférica. 

 

                      Todas las imágenes pueden ser ampliadas mediante un clic

       fotogpacificoojivapintadaa.jpg (25011 bytes)        fotogpacificocastaninoa.jpg (29062 bytes)         fotogpacificopberni.jpg (29199 bytes)
        fotogpacificoa.jpg (18767 bytes)   

       fotogpacificobb.jpg (27257 bytes)

         fotogpacificocc.jpg (22193 bytes)
   

      fotogpacificodd.jpg (18692 bytes)

       fotogpacificombernii.jpg (23808 bytes)       

         fotogpacificomurr.jpg (19964 bytes)

   Arriba portada: la cúpula sitiada, rodeada por el devenir comercial y la indiferencia. Luego, abajo, galería con los murales, con nombres propuestos por nosotros, de izquierda a derecha, en primera fila: 1: La mano que emerge, mural de Antonio Berni; 2: La asombrada mujer con el cesto, mural de Castanino; 3: Detalle de mural de Berni; segunda fila: 4: La mujer que alza su fruto, mural de Urruchúa; 5: Mujeres que vuelan, mural de Colmeiro; 6: Hombre que alza al caballo, mural de Spilimbergo; tercera fila: 7: Mujer con pañuelo y hombre con la ola, mural de Urruchúa; 8: Lugar de reposo y fantasía, mural de Berni; 9: Desnudez de los cuerpos, mural de Colmeiro.

 

                                                    

                                                     

  © Temakel. Por Esteban Ierardo