Temakel:  Mitología Arte y trascendencia Filosofía Literatura fantástica Historia y simbolismo Aperturas Textos olvidados Patagonia mítica  Caminata urbana  Símbolo y geografía   Viajeros y exploradores Sonidos y cultura Links Este mundo

 

 Inicio    Literatura Cine Música Pintura Teatro     Contacto   Foro de opinion

 

   Comentarios de bandas de sonidos 13 4 5

 

   

  COMENTARIOS DE BANDAS DE SONIDO

 

  Quo Vadis

  Las nieves del Quilimanjaro

  Time after time

 Infierno en la torre

 Lawrence de Arabia

  Señales

 The Bank

 Sherlock Holmes

  MAS COMENTARIOS BANDAS DE SONIDO

 

 

QUO VADIS

" Quo Vadis ". Miklós Rózsa. Royal Philharmonic Orchestra y coro conducidos
por el autor. London 820 200- 2.
------------------------------------------------------------------------

Con la llegada de la televisión como medio masivo durante la década del 50´en los EE.UU., la industria cinematográfica se vió obligada a responderle de algún modo , con el objetivo de no ver a sus espectadores convertidos -solamente - en nuevos televidentes. Así nacieron las grandes superproducciones hollywoodenses, como un testimonio de la lucha de la industria del cine por mantener su grandeza - y sus recaudaciones - a cualquier precio. La incorporación de nuevas técnicas para aumentar la espectacularidad de lo filmado - como el 3D, el Cinemascope y el Cinerama - encontró su razón de ser en las fantasías seudohistóricas
situadas en la antiguedad que se pusieron en pantalla. La primera de ellas fué " Quo Vadis " ( idem, 1951 ) y por su banda sonora original su autor, Miklós Rózsa, recibió una nominación al Oscar de la
Academia de Artes y Ciencias de Hollywood. Este prolífico creador cambiaría por completo el registro de sus
composiciones al llegar a la productora Metro Goldwyn Meyer ( culminando así su ciclo de films de " cine policial negro " ) y se dedicaría durante algo más de una década a este tipo de megaproducciones.
Al no encontrar ningún tipo de información sobre como se empleaban los instrumentos en la música de la Antigua Roma; Rózsa intentó acercarse cuánto más pudo a ése período, estudiando la música del período griego, cuya
civilización dominó Roma en los campos de la religión, la arquitectura y la literatura. Quizá, especuló, esta influencia también se extendió a la música.
   De esta manera para Quo Vadis empleó tres melodías - que se encuentran claramente reflejadas en esta edición coleccionable - la primera relacionada con la música Romana ( Preludio, Ave César, Hail Galba ), la segunda evocando las danzas Griegas ( Himno de la Fertiidad ) y la tercera inspirada en los cantos cristianos de la época ( Marcus y Ligia / Final ) mezclando sones hebreos y griegos, todo ello convenientemenete aderezado con altas dosis de espectacularidad; aquella que tan buenos dividendos le rindiera en las posteriores Ben Hur y Rey de Reyes.
    Así, Rózsa volvió a demostrar que seguía siendo - también en este nuevo registro - una figura indispensable para el cine de su tiempo, al que dotó de atmósferas cálidas y apasionadas. Nadie como él para inventar un mundo y habitarlo con alguna de la mejor Música de Cine que se pudo concebir. Bienvenida sea la edición discográfica de Quo Vadis, un disco sin duda para recomendar.

                                                                                                                                                            Jorge L. Viera.

 

LAS NIEVES DEL QUILIMANJARO

"Las Nieves del Kilimanjaro - 5 Dedos ". Bernard Herrmann.

Bandas Sonoras reconstruídas por John Morgan.

Moscow Symphony Orchestra conducida por William Stromberg.

Marco Polo 8.225168. Edición: 2001. Durac: 66'27. Calif: CCC 1/2.-

  
Dos bandas sonoras vuelven a la vida, merced a la laboriosa reconstrucción y  grabación de William 

Stromberg y John Morgan, que desde el conocido sello  Marco Polo ponen a nuestra disposición trabajos inhallables para el común de los aficionados. Luego de interesantes ediciones como " David Copperfield ( Malcolm Arnold )", " Sinué, El Egipcio ( Alfred Newman y Bernard Herrmann )", " Moby Dick ( Philip Sainton )" ó " Murieron con las Botas Puestas ( Max Steiner )" entre otras; Morgan y Stromberg viajan en el tiempo hasta los años 1951/52 para encontrar a un Bernard Herrmann màs interesado en revivir su carrera de compositor " clàsico contemporáneo" ( estrenando su ópera Wuthering Heights - Cumbres Borrascosas - ) que en continuar su obra para el 
cine.

   Aún así y merced a una circunstancia fortuita - un viaje para visitar a su  madre - el compositor acepta trabajar en " 5 Dedos " la primera de las dos bandas de sonido , cronológicamente hablando, de este disco, pero que 
aparece en segundo término en el CD; seguramente por su carácter más potente, característico en la obra de Herrmann.

Sobre la banda sonora de " 5 Dedos " - que narra la historia de un agente mercenario que vende secretos a los Nazis durante la segunda guerra - podemos decir que es un claro antecedente musical de Psicosis ( Psycho,1960 ) en el que Herrmann comienza a esbozar ideas que luego escucharemos desarrolladas espléndidamente en la película de Alfred Hitchcock. Los temas " The Film " y " The Safe " son la más clara evidencia de esto. También debemos destacar el track " The Old Street " que fuera reutilizado en " El Séptimo Viaje de Simbad ( The 7th Voyage of Simbad, 1958 )". Sin dudas " 5 Dedos " nos ubica en presencia del primer " score " de Herrmann que íntegramente se muestra no sólo sombrío sino también provisto de hondura 
psicológica.

   " Las Nieves del Kilimanjaro ( Snows of Kilimanjaro, 1952 ) " por su parte,  tiene otras características. Su historia - que parte de una exitosa novela  original de Ernest Hemingway - es un " racconto " de la vida, obra y amoríos  que Harry Street ( Gregory Peck ) realiza en su lecho de muerte para su  esposa Helen ( Susan Hayward ). Estas características del film obligaron al compositor a ser melodramático, faceta que el compositor manejaba con  absoluta solvencia, pero que no fructificó en bandas sonoras populares, a excepción, quizá, de " El Fantasma y la Sra. Muir ( The Ghost and Mrs. Muir, 1947 ) " y Vértigo ( idem, 1958 ). Las evidencias musicales de este extremo dramatismo podemos encontrarlas en los temas " Nocturne, Memory Waltz, The 
Farewell e Interludes 1 & 2 ".

   Pero esto no es todo, para quienes aprecien al Herrmann " Hitchcockiano " recomendamos escuchar atentamente los últimos dos temas de Snows ... " The Death Watch " y " Panic ". Allí el autor se aproxima al estilo que posteriormente le fue habitual, dejando satisfechos a nosotros, los 
aficionados.

   Para terminar, " Finale ", importa sólo porque fue " exportado " a otra banda de sonido del propio compositor , " Viaje al Centro de la Tierra ( Voyage to the Center of The Earth, 1959 ) ", en lugar del que el autor 
escribiera originalmente.

   Sinteticamente, un muy buen rescate de aquel material que creímos perdido definitivamente. Recomendado en especial para los cultores de la " Edad de Oro " cinematográfica.


                                                                                                                                               Jorge L. Viera.

TIME AFTER TIME

  Escape al Futuro. ( Time After Time ).
  Música compuesta y conducida por Miklós Rózsa.
  Interpretada por The Royal Philharmonic Orchestra.
  Solista de Piano: Eric Parkin.
  Southern Cross Records SCCD 1014

  Uno de los últimos trabajos del gran maestro húngaro, que se retiraría en 1981, tras componer Dead men don´t wear plaid para el director Carl Reiner (padre del también director Rob) en una edición impecable de Southern Cross, un sello discográfico que depara siempre grandes alegrías al coleccionista (Body Heat, Krull, King-Kong, todos en versiones originales), es también y coincidentemente el primer film como director del hasta entonces novelista y guionista Nicholas Meyer (Star Trek II, Star Trek VI, entre otras). Meyer, interesado desde siempre en las bandas sonoras (*), tenía por sus mayores referentes (entre los que Rózsa se encontraba) una admiración incondicional. Y casi con pudor fue a solicitarle su intervención en el proyecto.

   Su elección no pudo ser mejor, con un estilo propio que se mantuvo intacto desde Knight without armour (1937), su primera composición para el cine, Miklós Rózsa se puso en la piel de los antagonistas: el escritor H.G.Welles (Malcom McDowell) y Jack el Destripador (David Warner), persiguiéndose mutuamente a través de las décadas en la máquina que el propio Welles diseñara en su novela La máquina del tiempo.

   El estilo clásicamente moderno del compositor le calza como anillo al dedo a esta aventura sobre el paso de los años. Temas como el preludio, que rescata también desde la historia la fanfarria para la Warner Bros. compuesta por el también genial Max Steiner, auguran una odisea tan dramática como misteriosa. El tema de la máquina del tiempo, como el del viaje en el tiempo, generan tanto angustia como expectativa. La música que acompaña la visita por distintos bancos en San Francisco se permite citar hasta los acordes de un himno nacional como en las películas mudas, las persecuciones se vuelven fantásticas y llenas de heroísmo. El Vals para la máquina del tiempo, en la interpretación de Eric Parkin, es un momento de reflexión que se agradece. Y el tema de amor, no podía ser de otra manera, es apasionado y brillante (recuerden si no el de Ben Hur). En suma, un álbum para atesorar y disfrutar permanentemente.

   El Dr. Rózsa falleció en 1995 a causa de una neumonía. No es cierto. The four feathers, Spellbound, Ben-Hur, Providence, Fedora, sus obras para concierto y este disco van a desmentirlo siempre.

(*) Nota: Meyer se adjudica para sí el "descubrimiento" de los compositores James Horner y Cliff Eidelman, en ocasión de la producción de sus filmes para Viaje a las estrellas.

 

INFIERNO EN LA TORRE

  "Infierno en la Torre". John Williams. Film Score        Monthly Silver Age     Classics.

 FSM Vol.4. Nº 3.   

  En el Olimpo de los filmes clásicos del género denominado " Cine Catástrofe " se encuentra esta realización de 1974 acerca de un orgulloso edificio de 138 pisos que, por deficiencias en su construcción, se ve envuelto en llamas la noche misma de su inauguración.

   Para componer el " score " correspondiente, el productor televisivo Irwin allen ( The Time Tunnel, Lost in Space, entre otras ) recurrió a un viejo colaborador de aquellos días catódicos, John Williams, que ya había aportado su talento para la banda sonora de otra película del género " La Aventura del Poseidón ( The Poseidón Adventure, 1972 ) ", otro emprendimiento de Allen.

   A diferencia de aquel caso en que la banda sonora original pasó desapercibida para el gran público " Infierno en la Torre " impactó tanto comercial como artísticamente, posibilitando el lanzamiento de su " score " en LPs. del sello Warner Records.

   Sin embargo, ya desde ese momento se desencadenó un problema de derechos, porque el film pertenecía conjuntamente a Warner y 20th Century Fox, lo que motivó que luego de su lanzamiento la película entrara en un cono de sombra del que fue casi imposible salir ( excepto por alguna emisión trasnochada del cable ). Junto con ella, el " score " corrió igual suerte.

   Pasaron más de dos décadas y, salvo alguna edición promocional de años atrás ( Tower Records TR- CD 29602, 1999 ) literalmente no hemos sabido nada más de este excepcional trabajo de John Williams que ahora nos presenta la revista especializada Film Score Monthly en una tirada limitada de 3000 ejemplares extraídos del fílmico original.

   Sin lugar a dudas, una muy buena oportunidad de reencontrarse con una partitura inolvidable que rebosa de magnificencia, suspenso y emoción dignas del mejor John Williams. Para tener en cuenta como uno de los imprescindibles del género.

 

 LAWRENCE DE ARABIA

 

 

 

 

" Lawrence de Arabia ". Maurice Jarré. Cinephile CMACD 585.
  Orquesta Filarmónica de Londres. Conducida por el autor.


Cuenta la historia que el film de David Lean " El Puente sobre el Río Kwai (1957 )" había sido un gran éxito y en consecuencia era bastante lógico que el director quisiera contar con el mismo compositor de aquella - Sir Malcolm Arnold - para su próximo proyecto " Lawrence de Arabia ( 1962 )". Pero el destino quiso que Arnold no estuviese disponible y que, al mismo tiempo, Sam Spiegel, productor de la película, viese un film francés " Cybèle on les dimanches de Ville d' Avray ( 1961 ) " en donde se destacaba la banda sonora
de un joven llamado Maurice Jarré. Pero a Jarré no le fue nada sencillo llegar a componer para este film.
Spiegel quería a los clásicos Benjamin Britten y Aram Katchaturian participando de la banda sonora y al no encontrarlos dispuestos encargó el 90 % del " score " a Richard Rogers ( si, el de " La Novicia Rebelde " ) el
que, afortunadamente no compuso temas adecuados. Descartados estos tres grandes nombres de la música la elección recayó , por fin, en manos del talentoso compositor francés cuyo trabajo indudablemente le hizo justicia a
la película.
Pero sus antecedentes , sin embargo , no lo avalaban. Jarré se había destacado componiendo para el consabido " Cine Arte " de la época en films como " La Cabeza contra la Pared ( 1959 ) " y " Ojos sin Rumbo ( 1960 ) "
del revulsivo director Georges Franju que requerían pequeñas formaciones orquestales o de cámara, además de unos pocos minutos de música. De allí pasó sin intermedios a ser el responsable de una orquesta sinfónica de cien
miembros y a escribir para David Lean una composición de más de dos horas de duración, trabajo que tuvo que completar en sólo cuatro semanas.
El tema principal que Maurice Jarré compuso para el film, es sin duda uno de los más famosos de la historia del cine. Pero el " score " no se limitó sólo a desarrollar este tema sino que sin dejar de ser espectacular también se
permitió apuntes psicológicos, como cuando describe los dos mundos en que vive T.E. Lawrence ( Peter O' Toole), la milicia inglesa ( a la que pertenece ) y la cultura árabe ( a la que se integra ). Empleó además la
cítara y el " ondes martenote ", instrumento que proporciona texturas electrónicas y que fuera utilizado fundamentalmente para describir el inescrutable desierto que fascina al protagonista. Este sonido contrasta
abiertamente con el tema militar que caracteriza a Lawrence ( el cual se va diluyendo conforme crece el interés del personaje por Arabia ) y con la marcha " La Voz de las Armas " de Kenneth J. Alford ( quien escribiera la
del Coronel Bogey para " El Puente sobre el Río Kwai " ) que describe el accionar del ejército inglés.
A pesar de ser un individuo ambivalente, Lawrence fue convertido en un héroe de guerra por los ingleses y en un ser legendario por los árabes, pero ante semejante reconocimiento popular Maurice Jarré contrapuso una partitura no triunfalista que por momentos se muestra perturbadora y angustiante, dando a
entender que el héroe, en su fuero interno, jamás sintió el sabor de sus victorias.
Pocas veces música e imagen alcanzaron tanta emotividad y espectacularidad simultáneamente como en esta producción, es por eso que " Lawrence de Arabia"  ( el film ) y el trabajo de Maurice Jarré están llamados a perdurar más allá de modas y épocas, logrando - sin pretenderlo - la trascendencia que
muchos han buscado en vano.

                                         

SEÑALES

 

" Señales ( Signs ) ". James Newton Howard. Hollywood Records.      
2061-62368-2.


 

 

Para poder sojuzgar debidamente a una invasión extraterrestre, el director M. Night Shyamalan recurrió a Mel Gibson para el protagónico de su película, pero fundamentalmente apostó a una colaboración que ya lleva, con
este, tres filmes; la que lo une con el compositor James Newton Howard, autor también de " El Protegido ( Unbreakable  ) "  y " El Sexto Sentido ( The Sixth Sense ) ". La resolución de un enigma - tema recurrente en los dos filmes antes mencionados - deja paso a un nuevo enfoque del director, quien transita ahora el camino del suspenso para  - de forma absolutamente deliberada -emparentarse con el gran maestro en esas lides, Sir Alfred Hitchcock. Esta decisión artística cambia también el enfoque de la música incidental, lo cual invariablemente lleva a Newton Howard hacia los dominios  de quien supo ser el más eficaz intérprete de Hitchcock desde la perspectiva musical, el maestro Bernard Herrmann.
Ahora bien. ¿ Le es posible a Newton Howard alcanzar semejante registro eludiendo la simple imitación de un estilo intransferible ?. Unos fracasaron, como George Fenton en " Deseo y Decepción ( Final Analysis,
1992 )" y otros, como Alan Silvestri en  " Revelaciones   ( What Lies Beneath, 2000 ) " no supieron cómo estar a la altura de las circunstancias. No es el caso de James Newton Howard, que enfrentó el desafío con mucha
altura y escribió una partitura con el necesario sabor " herrmaniano " pero sin apartarse del estilo más que nada sugerente que impusiera como sonido para los anteriores films del director. Así, su trabajo está construído metódicamente  sobre el tema principal, cuya forzada repetición nos remite directamente al tema de " Vértigo ( idem, 1958) clásica composición de Bernard Herrmann para Hitchcock. Este motivo, que indica primero el misterio que circunda a la familia protagonista , crece hasta, en su clímax, convertirse en el tema de el ataque extraterrestre y se resuelve en los dos temas finales, ambos titulados " La Mano del Destino I y
II ( The Hand of Fate. Part I &   II ). Pero lo principal es que el conjunto funciona como en los buenos films de
suspenso, aportando misterio y tensión de manera progresiva. También, posibilita que el compositor transite una cuerda que casi le es ajena  - con excepción de "  Un Crimen Perfecto( A Perfect Murder )  " otra revisión de
Hitchcock, en este caso de " La llamada Fatal ( Dial M for Murder )" -.  Puesto a trabajar, Newton Howard entregó un trabajo impecable, pleno de intriga ya la vez con tensión interna, el vehículo ideal para transmitir la
batalla emocional que fundamentalmente, envuelve a los personajes. Nigth Shyamalan / Newton Howard, otro binomio de Compositor/Director que, sin duda, se sigue consolidando con cada nuevo trabajo. En buena hora.

  THE BANK 

     

  

  THE BANK. El Juego de la Banca. Alan John. ABC Classics. 465703-2. Edicion.
2001.
------------------------------------------------------------------------
Las continuas presiones con las que la Banca internacional somete al ciudadano común de los diferentes países ya es, lamentablemente, moneda corriente. Tanto que el Cine no podía estar ajeno a esta realidad y opinar
al respecto, con una altura y una creatividad envidiables.
De ahí que sea más que bienvenida una realización Australiana como " THE BANK. El Juego de la Banca " que nos permite descubrir desde aquí nuevos talentos para el séptimo arte. Estamos hablando tanto del productor,
guionista y director Robert Connoly como del responsable de la banda sonora, el compositor Alan John.
Antes que nada, es necesario aclarar, que compositor y director coinciden en una línea artística que, respecto de la música en el film, es fundamental. La admiración por las bandas sonoras del maestro Bernard Herrmann, especialmente aquellas que hacen a su trabajo con el " Mago del Suspenso " Sir Alfred Hitchcock, de manera
que fue inevitable considerar partituras como Vértigo ( Idem )e Intriga Internacional ( North By Northwest ) en el proceso creativo. A partir de allí, Alan John no se limito a la mera cita erudita, tan habitual en estos tiempos de composiciones " posmodernas ", sino que fue saludablemente más allá, al analizar como funcionaba la música
de Herrmann en los films arriba mencionados. El resultado positivo no se hizo esperar y se advierte ya en los
títulos principales donde su música ilustra perfectamente la parafernalia grafica de los diseños de imagen al mismo tiempo que se permite anticipar la intriga " intelectual " que motoriza al film.
Este tema, tiene por supuesto, reminiscencias " herrmanianas " pero convenientemente matizadas con un estilo propio de una creación de Philip Glass ( Powaquatsi ) lo que lo hace a la vez, tanto minimal
como de suspenso.
También sorprende favorablemente la inclusión de un fragmento operístico ( Lacrymosa ) que aparece reiteradamente a lo largo del score en los temas " Judgement Day, The Crash y Aftermath " para
indicar el padecimiento interno del protagonista, otro de los ejes de la trama.
Este conjunto de experimentadas voces, que forman parte del coro " cantillation ", intervienen también en otros segmentos insuflándole a la partitura una atmósfera tan especial como la que solamente la
voz humana puede lograr. No es extraño que Alan John haya podido echar mano de este recurso ya que es el autor de " La Octava Maravilla " reconocida opera Australiana que narra la construcción de la propia Casa de La Opera de Sidney y fue ganadora del premio como " Mejor Opera del año 2000
".
El resto del trabajo de John para THE BANK son fundamentalmente extensiones de estos dos interesantes apuntes que mencionamos arriba, con la inclusión de los temas " Pickup Bar y Snake Pit Mambo
" que funcionan como música diegética ( aquella que los personajes también pueden escuchar ) en una fiesta.
Agreguemos, para terminar, que David Stanhope dirige eficientemente a la Sinfónica Australis en un trabajo que evidencia una notable solvencia en cuanto a composición y un acertado criterio en la aplicación del producto final a la película. Realmente, un ejemplo para imitar.
                                          

 

  SHERLOCK HOLMES

 

 

 

 

 

 

          "Sherlock Holmes.Temas Clásicos". Conducido por Lanny Meyers. Solista en
Violín: Robert Zubrycki. Varese Sarabande. VSD 5692.
------------------------------------------------------------------------

Es medianamente cierto que en 1887 ningún lector de literatura popular podría haber imaginado que el detective Sherlock Holmes y su ayudante, el doctor Watson - que hacían ese año su debut en una revista británica -
llegarían a ser en poco tiempo dos de los personajes más famosos del mundo en las novelas de aventuras. Tampoco lo sabía su creador, Sir Arthur Conan Doyle, ni en ese momento, ni varios años más tarde, cuando decidió terminar con Holmes, haciéndolo caer desde lo alto de las Cataratas de Reinchembach
en una última lucha contra su archienemigo, el Profesor Moriarty. Este incidente tuvo, para su sorpresa, tales repercusiones, que los lectores obligaron a Sir Arthur a volver a Holmes ala vida y a sus habitaciones en el 221 B de la calle Baker.
Desde su aparición y hasta el presente las novelas y cuentos sobre Sherlock Holmes han sido traducidas a todos los idiomas conocidos y se han reimpreso ininterrumpidamente.
Algunos de sus métodos de investigación ( creados por Conan Doyle ) No tardaron en ser adoptados por Scotland Yard y la Sureté Francesa. Su enorme popularidad convirtió a Holmes en el héroe de obras de teatro, numerosas
adaptaciones radiofónicas, series de TV. y por supuesto, varias películas. La repercusión del personaje no podía pasar inadvertido para la industria discográfica que editó - en distintos formatos - bandas sonoras que
acompañaron las aventuras del gran detective.
La que nos compete es una de ellas, valiosa de por sí porque combina temas de distintas producciones vinculadas con Holmes. En este CD, editado `por el sello Varése Sarabande, se encuentran: Temas de Patrick Gowers para la Serie de TV. inglesa " Sherlock Holmes ", la música de Cyril Mockridge que acompañaba las interpretaciones del gran Basil Rathbone como Homes y de Nigel Bruce como el Dr. Watson - las personificaciones más clásicas del cine - en las producciones de la Universal y fox entre 1939 y 1946 -. También el tema de " The Hound Of Baskervilles - El Mastín de ... - " producida por la Hammmer Films en 1959 con las actuaciones de Peter Cushing y Christopher Lee, habituales protagonistas de sus films.
Tampoco faltarán las producciones que mostarron " versiones alternativas " del héroe como " The Seven Percent Solution - El Caso Final - " ( 1976, con música de John Addison, que mostraba a Holmes colaborando con Sigmund Freud), " Young Sherlock Holmes - El Secreto de la Pirámide - " ( 1985, Bruce Broughton, la producción de Steven Spielberg. ), " Study in Terror - Estudio en Rojo - " ( 1965, John Scott, Holmes contra Jack El Destripador. ), " Old Sh. Holmes. The Masks Of Death - Las Máscaras de la Muerte" ( remake de El
Mastín... para la TV. inglesa en 1968. Música de Malcolm Williamson. ), " The Private Life Of S.H. - La Vida Privada de ... - " ( dirigida por billy Wilder en 1970, cuya banda sonora pertenece a Miklós Rózsa. ) y hasta una de sus versiones en formato comedia " Without a Clue - Cuidado, Llegaron los Detectives - " ( protagonizda por Michael Caine y Ben Kingsley en 1988 con música de Henry Mancini. ) es decir, un amplísimo y variado muestrario.
Aún considerando el paso inclemente del tiempo, los personajes del imaginario popular continúan siempre presentes, este es el caso de Sherlock Holmes, aquél que parecía poder descubrirlo todo cono la sola
certeza de sus extraordinarias deducciones.
Este disco es sólo una prueba más de la notable vigencia de un personaje necesario e inolvidable.

 

  Comentarios de bandas de sonidos 13

©  Temakel. Por Esteban Ierardo