Literatura

  • warning: Creating default object from empty value in /home/temakel/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1390.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.

La segunda fuerza. D.H.Lawrence y la nostalgia del rito, por Esteban Ierardo


   El cuerpo encendido del hombre y la mujer integrados, el cuerpo encendido de las fuerzas naturales, son quizá las cimas de la escritura de D.H. Lawrence (1895-1930). Su literatura es parte de una filosofía de la trascendencia de lo sensual. En su tiempo, su tonalidad religiosa paganizante, sus apetencias místicas, no fueran comprendidas. Lo que más impactó fue su aparente "obscenidad pornográfica", su rechazo de las convenciones hipócritas, de la mojigatería de la sociedad victoriana, y de la esclerosis de la sociedad moderna de la mecanización. Hoy es quizá posible una lectura del escritor inglés como defensor de una filosofía del erotismo (como saber no conceptual del cuerpo), y como explorador de la perdida potencia de los ritos.

E.I

El aire de la intensidad. Walt Whitman y el canto de lo universal, por Esteban Ierardo


  En los cantos de Whitman todo lo olvidado y distante se acerca y se muestra como realidad intensa, viva, plena de brillo y fuerza. En el siglo XIX Whitman talla una poética del verso libre, de las enumeraciones, y un acento de tendencia religiosa, que en nada se vincula con la religión de la revelación, de las instituciones, dogmas y prohibiciones. Bajo  nuevas formas y rodeado por las urbes cada vez más populosas, por los signos de la industria en marcha y por las planicies aún salvajes de Norteamérica, Whitman continúa una sensibilidad antigua dentro de lo moderno. Una sensibilidad de índole panteísta donde la materia es espíritu, y nada existe fuera de una vida única. La del aire de la gran intensidad.

E.I

Macbeth, el oráculo pagano y la caída, por Esteban Ierardo


   En Macbeth  la ilusión del poder que finalmente se derrumba se impone como uno de sus sentidos  ineludibles. Pero la caída del poder real, que Macbeth usurpa, permite diversos caminos hermenéuticos. El vínculo entre el oráculo de las brujas, lo pagano y lo cristiano medieval, y las consecuencias de la ruptura de un orden superior es una variable a la que se atiende con especial preferencia en el ensayo sobre la gran obra shakespereana que sigue a continuación.

E.I

Muerte en Venecia. El retorno de la proximidad dionisíaca, por Esteban Ierardo


   Muerte en Venecia (1971) de Luchino Visconti es uno de los picos del creador italiano inicialmente vinculado al neorrealismo, y también es una de las gemas más depuradas de la historia del cine. Gustav Aschenbach, encarnado por el convincente Dick Bogarde, es un músico que busca un renacer en Venecia durante una crisis espiritual. Su modelo es el gran compositor y director de orquesta austríaco Gustav Mahler. Lo obra viscontiana es adaptación, prolongación y cocreación de La muerte en Venecia (1911) del monumental Thomas Mann. En el ensayo que sigue a continuación combinamos con libertad el momento cinematográfico y el literario, en un solo latido común. Anverso y reverso de una única historia de una fuerza olvidada, pero siempre próxima.

E.I

El espíritu poético. Discurso de Saint John Perse


   Saint-John Perse es el seudónimo de Marie René Auguste Alexis Léger, el poeta y diplomático francés que es distinguido con el premio Nobel de Literatura en 1960. Sus primeras colecciones poéticas son Images à Crusoé  (1909) y Pour fêter une enfance y Elogios (1911); estas composiciones despiertan el interés de André Gide. En China, en Beijing, comienza su labor como diplomático.

Lo maravilloso americano. Una exploración sobre el pensamiento literario de Alejo Carpentier, por Esteban Ierardo


Alejo Carpentier es quizá el escritor más representativo del barroco americano. Para él, lo barroca como estilo literario es respuesta al exceso de vitalidad de la geografía americana, de sus selva y montañas. Barroco es sinónimo de exceso vital. Además, Carpetiner reflexiona sobre lo que entiende como lo "maravilloso americano".

Los desposeídos. La utopía de Ursula Le Guin, por Cristián Costantini


  Ursula Kroeber Le Guin (Berkeley, 1929) es célebre por su prosa que combina lo fantástico y mágico en un mundo maravilloso, como Historias de Terramar. En Los desposeídos (1974) imagina también una utopía. Un aporte más a la imaginación utópica que prolonga la utopía fundacional en la modernidad de Tomás Moro. Le Guin sitúa su utopía en el planeta Anarres. En su postulación de una sociedad diferente a la contemporánea, sobresalen las influencias del anarquismo, el taoísmo, y el ambiente de la contracultura, tan medular en los 70'.

La obra de Guillermo Enrique Hudson, por Esteban Ierardo


Guillermo Enrique Hudson nació en 1841, en una estancia argentina, “Los veinticinco ombúes”, en la provincia de Buenos Aires. Hijo de inmigrantes norteamericanos, Hudson se trasladó con su familia a otro hogar entrañable: “Las acacias”, cerca de la localidad de Chascomús. A los treinta y tres años, emigra a Inglaterra. Allí morirá en 1922.

Conversación con Hugo Mujica

Entrevista Esteban Ierardo

Fotos Andrés Manrique

 


La guerra contra la naturaleza, por Guillermo Enrique Hudson


El hombre moderno cree que todo es visto y dominado por su ojo. Pero ella, la Mujer Naturaleza, esconde su poder en la noche, en una penumbra del tiempo. Donde el ojo del hombre no ve. No puede ver la fuerza destructora que ella siempre oculta, y que desata cuando pretenden someterla.