El prehistórico y misterioso santuario de Stonehenge. Un posible ejemplo de una obra antigua henchida de aura. La obra se manifiestaba desde una lejanía enigmática, inaccesible. Irrepetible. Según Walter Benjamin, esa intensidad se desvanece en el mundo moderno donde todo se hace cercano y se reproduce,  se repite, mediante los medios tecnológicos. 

 

   La pérdida de aura de la obra de arte según Walter Benjamin