Una muy antigua pintura rupestre australiana. Se encuentra en el Parque Nacional de Kakadu en el Territorio del Norte australiano. La pintura fue plasmada por un lejano artista indígena en un refugio de roca. Las enigmáticas imágenes exhiben un efecto semejante a los rayo X, lo que permiten observar los órganos interiores.

 

  La Australia de la edad del ensueño