"Tormenta de nieve",  obra del gran pintor romántico J.M.W. Turner (1842). Una visión de la tormenta en el mar. Para plasmar esta imagen, Turner se hizo atar al mástil del navío. Tal como el artista lo refiere: "No lo pinté para que fuera entendido, sino porque quería mostrar cómo luce semejante espectáculo". La tempestad y el mar, la naturaleza desfigurada en ráfagas violentas y puños salvajes de las olas. Tumulto que con brillantez literaria  recrea la novela de Joseph Conrad Tifón.

 

  La furia de la tormenta