Las columnas del templo de Posidón en Grecia, con un misterioso lenguaje, dialogan con un nuevo atardecer. El templo, y toda obra de arte, según Martín Heidegger, revelan un mundo y le permiten a la tierra decirse como tierra.

 

 Sobre el origen de la obra de arte en Martín Heidegger